Economía

La incógnita del aceite mezclado

A partir de julio de 2009 entrará en vigor un nuevo reglamento de la UE sobre aceite de oliva que obligará a especificar su procedencia, así como si se trata de un producto mezclado con materia prima de varios países.

el 15 sep 2009 / 18:27 h.

A partir de julio de 2009 entrará en vigor un nuevo reglamento de la UE sobre aceite de oliva que obligará a especificar su procedencia, así como si se trata de un producto mezclado con materia prima de varios países. ¿Cómo afectará al negocio nacional? Los empresarios desconocen si lo que se ganará en calidad se perderá en ventas.

A España le corresponderá una etiqueta que rezará Olive oil from Spain y que dejará fuera de dudas de dónde procede el oro líquido que contenga la botella que la incorpore. Sin embargo, no queda muy claro si esa nueva reglamentación europea conllevará algunas consecuencias negativas para un negocio que tiene a España como primer productor mundial de aceite de oliva, asumiendo el 42,4% del total mundial. Liderazgo que, en Europa, se traduce en que somos el país que más superficie dedica a este cultivo (un 45% del total), una cuarta parte de la que se destina a nivel global.

Pero volviendo al tema de las ventajas e inconvenientes para el olivar español, la organización Opracol Sevilla, integrada por agricultores olivareros y vinculada a la patronal Asaja, considera que existe "una gran incertidumbre" sobre las repercusiones comerciales de esta medida que, además de identificar la procedencia, permitirá la comercialización de la mezcla de aceites vegetales en la Unión Europea (UE).

No obstante, según explica Opracol en un estudio monográfico sobre el sector en la provincia de Sevilla, la Comisión Europea deja libertad a cada uno de los Estados miembros para que decidan si prohíben o no la mezcla dentro de sus fronteras.

España lo tiene claro. El Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino ya ha advertido de que no permitirá que se realice esta práctica en su territorio, pero no impedirá que se vendan las mezclas que procedan de otros países comunitarios.

Y aquí es donde aparecen las dudas para los agricultores, que consideran que la iniciativa, si bien en un principio "parece limitar un segmento de mercado", también puede ser "acertada" ya que "garantizará que cada botella de aceite de oliva procedente de España se compondrá únicamente de zumo de aceitunas y esto, a la lara y sabiéndolo utilizar puede hacer que el mercado mundial relacione nuestro aceite de oliva con un producto genuino y 100% garantizado".

Es la reflexión que aparece firmada por Jaime Fernández-Castellá, de Opracol Sevilla, y que se incorpora en el informe La Sevilla Socioeconómica de 2007, que elabora la Confederación Empresarial Sevillana (CES) y Cámara de Comercio de Sevilla.

Según considera, las perspectivas de futuro apuntan a un importante incremento de la producción mundial, que alcanzará las 2,9 millones de toneladas para el periodo 2016-2020. En este marco, precisa que España y Túnez -dos de los grandes productores- serán de los países que irán aumentando su aportación, pero a los que se sumarán otros como Portugal, Turquía, Marruecos y Siria.

Además, advierte que frente al aumento de la oferta, la demanda irá "perdiendo fuerza frente a los aceites competitivos". El factor precio gana relevancia.

  • 1