Local

Las pymes crean seis de cada diez nuevos empleos del sector aeronáutico

La industria aeroespacial generó 488 puestos netos el año pasado en Andalucía, un 4,5% más que en 2011. El sector, que cuenta con 85 empresas en Sevilla, aumentó su facturación un 6%, hasta alcanzar los 1.858,5 millones

el 12 jun 2013 / 13:02 h.

TAGS:

aeronautica A contracorriente de la situación económica general, el sector aeronáutico andaluz –radicado en un 71% en la provincia de Sevilla– continuó un año más creando empleo y mejorando la cifra de negocio. Y lo hizo, además, sustentado sobre las pequeñas y medianas empresas que conforman la industria auxiliar frente a los fabricantes Airbus y Airbus Military, que también contribuyeron. Un sector del que ya dependen 11.290 profesionales, el 4,5% más que en 2011, según los datos que elabora cada año la Fundación Hélice y que ayer desgranó su gerente, Manuel Cruz. En 2012 la actividad aeronáutica creó 488 empleos netos en Andalucía, de los que el 63% (un total de 306) se generaron en el seno de las pymes locales. Los mejores comportamientos se registraron en las áreas de calidad, en las que se crearon 240 puestos (un 47,3% más), I+D con 72 empleos nuevos (un 33% más), y producción, con 310 contrataciones (el 8,7% más). Por contra, en ingeniería se perdieron 22 (un 1,38% menos), así como en logística, comercial y otros, dejando el saldo en 8.396 trabajadores, el 3,8% más. Cruz enfatizó el avance en actividades de mayor valor añadido como la calidad y la I+D, aunque precisó que el perfil medio de la empresa andaluza del sector sigue dedicándose a labores de montaje, mecánica y utillaje (el 40%), factura en torno a los seis millones de euros y emplea a 70 personas. El ritmo de generación de empleo, no obstante, se ralentizó respecto a 2011, cuando se crearon 629 empleos netos. “Satisfacción pero sin complacencia”, resumió el consejero de Economía e Innovación, Antonio Ávila. Aun así, incidió en que se han cosechado resultados favorables a pesar de que “todavía los principales programas como el A400M, A350 y A380 no se han desarrollado en su totalidad”, por lo que hay margen de recorrido para un sector que representa el 1,28% del PIB andaluz. Además en 2012 mejoraron las ventas, elevando un 6% la facturación, hasta sumar 1.858,5 millones de euros. Excluyendo a los grandes contratistas Airbus y Airbus Military, la industria auxiliar incrementó su cifra de negocio un 14,6%, hasta contabilizar 736,8 millones de euros. El resto, 1.121,7 millones, los generaron las plantas sevillanas de San Pablo, Tablada y las gaditanas del constructor europeo Airbus, fabricante del que aún se es dependiente, al acaparar el 54% de las ventas. Gerardo Morillo El año pasado, en el que se exportó el 62% de lo que se fabricó, se mantuvo invariable en 120 el número de empresas. Desaparecieron cuatro pero se crearon nuevas. De ellas, 85 se localizan en la provincia de Sevilla al calor de los grandes programas de Airbus Military como el A400M y el resto de productos propios, seguida de Cádiz (22), Málaga (6), Jaén (3), Córdoba (3) y Huelva (1). Los desafíos siguen siendo la internacionalización, la capacidad para colaborar entre sí y el tamaño, así como adaptarse a las nuevas demandas de Airbus Military, que marca a las pymes el camino a seguir, que no es otro que dejar de ser proveedores y convertirse en socios, lo que requiere una apuesta tecnológica para no quedarse atrás, apremió Antonio Gómez-Guillamón, presidente del Consejo de Acción Empresarial de la Fundación Hélice. A falta de la publicación de los datos nacionales, Andalucía mantiene el segundo puesto en el ranking estatal por importancia de esta industria, al representar un 23% de la facturación global y un 30% del empleo. La próxima semana hay una cita relevante para la aeronáutica andaluza. Se trata del escaparate que ofrece Le Bourget, y al que acudirá con presencia propia una decena de empresas locales. El objetivo, entablar relaciones comerciales y vender la oferta de productos y servicios. La Junta ofrece “flexibilidad absoluta” en su cuota en Alestis El consejero de Economía e Innovación, Antonio Ávila, pidió ayer “tranquilidad” ante el retraso de la operación de Alestis que supondrá la salida del grupo vasco Alcor del accionariado de la firma andaluza y la entrada en el capital de Airbus, pero cuyos flecos pendientes no terminan de cerrarse. El consejero precisó que lo “fundamental” es que “siga existiendo, generando empleo y siendo útil al conjunto del sector” y añadió que “si es necesario que la Junta modifique su participación en Alestis (21,4%), tenemos flexibilidad absoluta”, dijo. En los datos del sector de 2012 no se ha reflejado el impacto de la situación de Alestis, inmersa en un concurso de acreedores. Sí tendrá efecto en los resultados de 2013, ya que ha sido este año cuando se ha aprobado el ERE con 234 despidos. Manuel Cruz explicó a los periodistas que su s dificultades no han repercutido sobre la actividad de otras empresas. “Sigue debiendo lo que tenía pendiente, pero mantiene la producción”, en referencia al suministro de dos grandes piezas del A350: la panza del avión y el cono de cola. “Más que impacto real ha generado inquietud e incertidumbre”. UGT pide implantar en un futuro una línea de montaje del A320 El secretario general de MCA-UGT-A, Manuel Jiménez, pidió ayer al Gobierno central que trabaje para instalar una línea de montaje final (FAL) del A320 de Airbus en España, y en concreto en Sevilla, similar a la que existe en Alemania y Francia, para garantizar el futuro del sector y equilibrar la producción militar del A400M, ya que generaría unos 3.000 empleos directos y tres veces más en la industria auxiliar. Así, pidió la colaboración de la administración,  comunidad, Airbus, empresas, profesionales y sindicatos para impulsar este proyecto a largo plazo. “Aunque a día de hoy resulte una locura, contamos con las condiciones adecuadas para plantearlo”, señaló.

  • 1