Economía

La industria de cereales y piensos quiere transgénicos contra la crisis

Ante el encarecimiento actual de los precios de los cereales, la CE no tendrá más remedio que autorizar más importaciones y cultivos modificados genéticamente. De lo contrario, advierten las patronales cerealistas y de piensos, habrá una crisis en la industria alimentaria.

el 14 sep 2009 / 20:33 h.

Ante el encarecimiento actual de los precios de los cereales, la CE no tendrá más remedio que autorizar más importaciones y cultivos modificados genéticamente. De lo contrario, advierten las patronales cerealistas y de piensos, habrá una crisis en la industria alimentaria.

Las patronales Coceral, que agrupa a comerciantes europeos de cereales, y Fefac, que aglutina a los fabricantes de piensos, manifestaron que las trabas de la UE a importaciones de transgénicos pueden provocar "una crisis para las industrias agroalimentarias europeas y en el abastecimiento de alimentos".

Estas asociaciones lamentaron la política de tolerancia cero de la UE para importar productos con Organismos Genéticamente Modificados (OGM), sobre todo con maíz, de Argentina o Estados Unidos, en un momento en que los mercados necesitan más oferta y los sectores implicados sufren precios elevados.

Cocereal y Fefac aluden a la falta de flexibilidad a la hora de admitir en las fronteras envíos que llegan con restos accidentales de transgénicos no permitidos en la UE pero que sí están autorizados en otros países. Recalcan, asimismo, que esta política "va a generar crisis en las industrias de piensos, alimentos, a la ganadería y conducirá a una ruptura total del aprovisionamiento". "Los políticos europeos no pueden permitirse esperar a que se produzca, porque están en juego el futuro y la supervivencia de las empresas de alimentos y las ganaderas".

Calculan que en la actualidad la UE debería importar mas de 10 millones de toneladas de maíz y derivados para poder responder a la demanda del mercado. Destacan que entre tanto los costes de los piensos han aumentado en 75 euros por tonelada, a causa de una carencia de cereales forrajeros y que desde la campaña 2006-2007 los sobrecostes para las industrias de alimentos animales han ascendido a 10.000 millones de euros.

Petición en saco roto.>/B> El comisario europeo de Medio Ambiente, Stavros Dimas, anunció su intención de impedir la autorización del cultivo de dos variedades de maíces transgénicos -una de ellas solicitada por España-, por sus, alega, "posibles riesgos a largo plazo".

Se trata del maíz 1507, de la firma Pioneer, cuya aprobación solicitó España, y del maíz bt11. Para que sean autorizados o vetados hace falta una decisión colegiada por el equipo de la CE. Dimas destacó que es "de dominio público" que está impulsando una propuesta legal para impedir que el resto del Ejecutivo comunitario los autorice.

El comisario insistió en que, según los conocimientos científicos actuales, no hay seguridad sobre los riesgos de los OGM "a largo plazo para el medio ambiente, por lo que respetamos el principio de precaución". En este asunto, Dimas choca, y con fuertes disputas, con otros miembros del Colegio de Comisarios.

  • 1