Local

La ínfima aportación paraliza la SE-40 al dilatar los plazos hasta al menos 2017

El esfuerzo de Fomento y sus sociedades se centra en el AVE Sevilla-Cádiz, el Cercanías y la mejora del acceso marítimo del Puerto.

el 29 sep 2012 / 18:30 h.

TAGS:

Acelerar las obras que ya tenían que estar terminadas o están a punto y aplazar los proyectos más a largo plazo. Ese es el espíritu de las inversiones del Estado en la provincia de Sevilla, que recibirá el próximo año 275, 4 millones de euros de inversiones provincializables procedentes de los diferentes ministerios (casi 149 millones) y empresas públicas (126,5 millones). En este reparto, las infraestructuras ferroviarias salen ganando frente a la red de carreteras.

La SE-40 recibirá en total 14,8 millones de euros, la mayoría procedente de la Sociedad Estatal de Infraestructuras de Transporte Terrestre ya que el Ministerio de Fomento solo consigna 1,1 millones casi íntegros para el tramo entre Alcalá de Guadaíra y Dos Hermanas, que debía terminarse en 2013 pero que según los nuevos plazos solo estarán listos los 5,7 kilómetros que elazan la A-92 y la A-376 por Alcalá mientras que los 8,1 kilómetros que deben comunicarlo con la A-4 por Dos Hermanas se retrasan hasta 2017. Es el mayor aplazamiento si bien las cuentas estatales consignan mínimas inversiones para acabar el sector norte-noroeste que debía estar listo ya mientras que los enlaces con Coria, Almensilla y Espartinas se posponen un año más (hasta 2017) y no se presupuesta nada este año, salvo una ínfima inversión de 19.000 euros para los túneles norte y sur entre Dos Hermanas y Coria, pese a que la tuneladora ya está comprada y las empresas adjudicatarias han amagado alguna vez con denunciar los retrasos de la obra. También cae la cuantía para el enlace con el aeropuerto ya que de los 135.940 euros previstos, el Ministerio de Fomento solo destina 10.000.

Para terminar el tramo de la A-4 Dos Hermanas-Los Palacios-Villafranca que ya tenía que estar listo, Fomento prevé 10.000 euros y otros 16.000 para completar la autovía entre Los Palacios y Jerez. El tercer carril de la A-49 recibirá 7,5 millones de euros, 2,5 más de lo previsto para 2013 en los últimos presupuestos aunque menos que los 9,2 millones consignados en 2012. El objetivo es no retrasar más el fin de esta obra, fijado para 2014 después de que la fecha inicial de 2012 se haya aplazado dos veces. En el otro tramo de este tercer carril, entre Huévar y Chucena, la partida consignada es apenas de 15.000 euros con los que Fomento, no obstante, prevé terminar la obra el próximo año.

Más generosos son los presupuestos estatales en lo que se refiere a los grandes proyectos del ferrocarril. El AVE Sevilla-Cádiz recibirá en total más de 44 millones para intentar que el tramo de Utrera a Jerez esté listo en 2014. La conexión de Alta Velocidad Sevilla-Huelva-Faro sí sufre un parón importante. El fin de la obra ya se pospone para 2014 (lo previsto era terminar este año) y Fomento apenas consigna 120.000 euros el año que viene a este proyecto, eso sí, centrado en la línea a su paso por la provincia de Sevilla.

En cuanto al Cercanías, que en las cuentas elaboradas en abril de 2012 apenas recibió 221.240 euros, superará en 2013 el millón de euros. El objetivo es rematar obras en las estaciones y líneas de la Cartuja y Benacazón, el intercambiador de Pino Montano y la estación de Alcalá, y avanzar en la redacción de los proyectos de acceso al puerto, el anillo exterior y la ampliación del C-2 hasta Blas Infante para conectar con la línea 1 del Metro.

AEROPUERTO. La inversión de AENA en el aeródromo hispalense vuelve a caer. Si en 2012 recibió 17,4 millones (frente a más de 23 el año anterior), para 2013 la partida consignada es de 15,2, principalmente destinados a la regeneración de la plataforma y al aparcamiento, cuyas obras de ampliación y remodelación deben acabar el próximo año. En el Puerto de Sevilla, la entidad correspondiente invertirá el próximo año 32,7 millones de euros, que representan un importante salto cuantitativo con respecto a los 7,4 millones de 2012. Y es que el próximo año puede ser al fin el del arranca de un proyecto largamente estancado, por la confrontación de intereses entre los constructores y el sector naval y los arrezoceros, como el del dragado del río Guadalquivir que busca ampliar su navegabilidad a buques de mayor calado. Puertos del Estado consigna en 2013 23 millones para mejoras del acceso marítimo del puerto de Sevilla, además de otras intervenciones como 7 millones para la dársena del Cuarto y 2,1 millones para muelles públicos y áreas complementarias. El Guadalquivir también es objeto de inversiones de otros departamentos como el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, pero en este caso, la cuantía para mejorar los accesos y usos públicos de sus márgenes y proteger los sistemas litorales y controlar la regresión de los márgenes del río ha sufrido una importante caída: 220.000 euros frente a los 360.000 consignados en 2012.

El Ministerio de Agricultura es también el encargado de unas obras que llevan más de un año paralizadas, fruto del ir y venir de las competencias sobre la cuenca hidrográfica del Guadalquivir. Se trata de las conexiones entre el embalse de Melonares y el canal de abastecimiento de agua de Sevilla. Las obras, cofinanciadas con fondos europeos, están apuradas en plazo para no perder las subvenciones (deben terminar en 2016). El presupuesto de Agricultura prevé destinar el próximo año 2,4 millones de euros a estas conexiones y centrar la inversión fuerte en 2014 y 2015.

En cuanto al Presupuesto del Ministerio de Defensa, las partidas destinadas a infraestructuras y equipamiento de la Policía Nacional y la Guardia Civil vuelven a sufrir un fuerte tijeretazo, quedando en meras partidas testimoniales para obras de mantenimiento -no hay nuevas instalaciones previstas- de apenas 18.000 euros en el caso de los cuarteles de la Benemérita y de 656.460 euros en las comisarías de Policía.

  • 1