Economía

La inflación cierra 2008 en el 1,4% tras bajar el crudo y los alimentos

La tasa de inflación española cerró 2008 en el 1,4%, la más baja de la última década, debido, principalmente, al abaratamiento del petróleo y, en mucha menor medida, a la moderación del precio de los alimentos. Además, por primera vez en siete años los precios en España son más baratos que los de la media de la Zona Euro.

el 15 sep 2009 / 21:15 h.

La tasa de inflación española cerró 2008 en el 1,4%, la más baja de la última década, debido, principalmente, al abaratamiento del petróleo y, en mucha menor medida, a la moderación del precio de los alimentos. Además, por primera vez en siete años los precios en España son más baratos que los de la media de la Zona Euro, después de que el diferencial registrase en diciembre una tasa negativa de una décima.

El descenso de la inflación también se reflejó en la tasa de la inflación subyacente -que excluye la evolución de los precios de la energía y los alimentos- que cerró el año en el 2,4%, la más baja desde julio de 2007.

Tras conocer estos datos, el secretario de Estado de Economía, David Vegara, descartó la posibilidad de que haya deflación, ya que, aseguró, no se va a producir un descenso generalizado y persistente de los precios en la economía española.

Recordó que la caída de la tasa de inflación, que continuará reduciéndose hasta el verano, supone una mejora en la renta real de las familias, que también se ve favorecida por las sucesivas bajadas de los tipos de interés. A partir del otoño, auguró Vegara, la tasa se acercará al objetivo que marca el BCE del 2%.

Tras reducirse los precios en 0,5 puntos en diciembre, según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) difundidos ayer, la tasa interanual del IPC de 2008 es 2,8 puntos inferior a la de 2007, mientras que la subyacente es nueve décimas menor. Si la comparación se hace con las registradas en noviembre, la general se ha reducido un punto y la subyacente, tres décimas. El de diciembre supone el quinto descenso consecutivo.

Desde septiembre de 2007, el continuo encarecimiento del crudo -el barril de Brent superó los 147 dólares el pasado 11 de julio- y de las materias primas, hicieron que las tasas de inflación se situaran en máximos históricos hasta alcanzar el 5,3% ese mes.

No obstante, desde agosto el precio del Brent, de referencia en Europa, se ha ido reduciendo hasta el valor medio de 43 dólares que registró en diciembre, el más bajo desde el mismo mes de 2004.

Para el presidente del PP, Mariano Rajoy, el dato de inflación de diciembre es una buena noticia, aunque advirtió de que el problema es que el descenso se debe a una caída en la actividad y el consumo, extremo en el que coincidió el portavoz de Economía y Hacienda de CiU en el Congreso, Josep Sánchez Llibre.

CCOO y UGT también valoraron la caída del IPC, al tiempo que insistieron en la necesidad de mantener el poder adquisitivo de los trabajadores para reactivar el consumo y pidieron al Ejecutivo que acometa las reformas necesarias para ampliar la competencia en los sectores cerrados a la concurrencia internacional como la distribución y los servicios.

Además, UGT insistió en la necesidad de renovar el Acuerdo Interconfederal de Negociación Colectiva (ANC) para este año "como muestra del compromiso y confianza de los interlocutores económicos y sociales ante la grave crisis económica".

  • 1