Economía

La inflación se desboca por la subida de los carburantes

El Gobierno cree que bajará en marzo y no daña la recuperación

el 28 feb 2011 / 21:12 h.

El Índice de Precios de Consumo (IPC) situó en febrero su tasa interanual en el 3,6%, tres décimas más que en el mes precedente debido al encarecimiento de los carburantes y lubricantes y de los alimentos y bebidas no alcohólicas, según el indicador adelantado publicado ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Con ese repunte, la tasa anual del IPC alcanza su valor más elevado desde octubre de 2008, mes en el que también se colocó en el 3,6%. Por tanto, el coste de la vida sube.
Por su parte, el Índice de Precios de Consumo Armonizado -el que mide la inflación con respecto a la Unión Europea- escaló en febrero al 3,4%, cuatro décimas más que en enero. De confirmarse este dato el próximo 11 de marzo, sería también su tasa anual más alta desde octubre de hace tres años (3,6%).

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, explicó ayer que las presiones procedentes del encarecimiento del petróleo menguarán, de manera que "a partir del próximo mes" los precios seguirán "una evolución más favorable".

En rueda de prensa en el marco de su visita a Qatar, Zapatero relató que la subida de la inflación tiene como "causa fundamental" la evolución del coste de la energía y el petróleo, azuzado por las revueltas en Libia.

En todo caso, relató Zapatero, "es verdad que una tensión permanente y creciente en el precio del petróleo presionará sobre la inflación". Por ello, el presidente justificó la adopción de "medidas de ahorro".

Entre estas iniciativas, la más llamativa ha sido la reducción del límite máximo de velocidad en las carreteras de 120 a 110 kilómetros por hora.

Zapatero quiso dejar claro que, "pese a que (ese repunte de la inflación) es un dato que no ayuda, la recuperación de la economía española está en marcha". "Se va a confirmar en el primer trimestre del año. Más tarde confirmaremos la recuperación del empleo", apostilló.

Por su parte, el secretario de Economía del PP, Álvaro Nadal, achacó el aumento del IPC de febrero a la "irresponsable" política energética del Gobierno, que ha "llenado el sistema de costes" que responden a una gestión "demagógica" y no al objetivo real de ganar eficiencia y mejorar la competitividad.

El dirigente del PP recordó que durante la crisis económica el precio del crudo ha estado muy bajo y el Ejecutivo de Zapatero debía haber sido consciente de que más tarde o más temprano volvería a las cotizaciones anteriores, de ahí que ahora se paga el "doble error" de la falta de previsión y de la política energética.

Para Álvaro Nadal, esas cifras revelan que España es cada vez menos competitiva con respecto a Europa. "Volvemos a nuestros fantasmas de pérdida de competitividad, y todo esto cuando Europa está saliendo de la crisis y nuestro país está todavía estancado dentro de ella", subrayó.

Además, recalcó que esa alza, que rebasa claramente la expectativa del Gobierno, supone pérdida de renta y de bienestar para "los pensionistas y funcionarios", que ya sufrieron una congelación de sus pensiones y una bajada de sus sueldos.

En este sentido, desde la Confederación Española de Organizaciones de Amas de Casa, Consumidores y Usuarios consideraron alarmante el dato del IPC, y recordaron el "impacto" que conlleva para los hogares, que además ven encarecerse su hipoteca.

  • 1