sábado, 16 febrero 2019
14:41
, última actualización
Local

La infracción más común en los menores es no tener carné

El 40% de la delincuencia juvenil se debe a delitos relacionados con la seguridad vial. El 92% de los delitos cometidos por menores fue por conducir sin permiso.

el 01 jun 2010 / 21:04 h.

TAGS:

Una de las mayores preocupaciones del fiscal de Seguridad Vial de Sevilla, Luis Carlos Rodríguez León, es el alto número de menores infractores en este capítulo. De hecho, ayer explicó que los delitos contra la seguridad del tráfico suponen el 40% de los cometidos por los jóvenes sevillanos y, de éstos, la conducción sin licencia o permiso vuelve a copar las condenas a menores.

Las cifras ofrecidas ayer por Rodríguez León revelan que el año pasado fueron denunciados por este delito 412 menores, de los que 102 ya están pendientes de juicio o de sentencia. La cifra ha variado muy poco con respecto a 2008, ya que entonces fueron denunciados 418, aunque en menos tiempo, pues la nueva Ley de Tráfico entró en vigor en mayo de 2008. El mayor descenso se produjo en los delitos por circular bajo los efectos del alcohol, ya que de los 27 registrados en 2008 se ha pasado a los 9 casos de 2009; y en las infracciones por conducción temeraria, pues de 64 han descendido hasta los 27 cometidos el año pasado. En total, los delitos cometidos por menores han descendido un 12% con respecto a 2008.

Esta bajada fue aplaudida por el fiscal que, en cambio, destacó la preocupación por el hecho de que "los menores no tienen asumido que para conducir es necesario contar con un permiso y cumplir unas normas", como demuestra que el 92% de los delitos cometidos sean por no tener carné. "Si fuéramos capaces de hacerles ver su importancia, reduciríamos la delincuencia juvenil casi un 50% y sentaríamos las bases para su comportamiento de adultos", destacó Rodríguez León.

Para ello, el próximo lunes se reunirán en el Parlamento andaluz el consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica; el fiscal superior andaluz, Jesús García Calderón; y los fiscales coordinadores de Seguridad Vial y de Menores de toda Andalucía para "tratar entre todos la necesidad de implantar una educación vial real en los colegios". Según Rodríguez León, si se logra que los niños asuman desde pequeños la importancia de respetar las normas "lo seguirán haciendo cuando sean adultos". Además, en la memoria anual propone la necesidad de plantearse si en algunos casos los padres o tutores de los menores también reciban educación vial, ya que "en muchos casos son los responsables, por acción u omisión, de que el menor tenga a su disposición vehículos de motor sin contar previamente con la correspondiente licencia".

Rodríguez León también hace en su memoria una reflexión sobre el consumo de estupefacientes sintéticos entre los menores de edad. El fiscal lamenta que las fuerzas de seguridad aún no cuenten con los medios suficientes que "permitan su detección con fiabilidad", lo que hace que "exista una zona oscura" que requiere de investigación. También destaca que habría que analizar el nivel de reincidencia para "valorar la eficacia de los programas de educación".

  • 1