Local

La integración urbana del arroyo Almonazar se iniciará este año

Ya está adjudicada la redacción del proyecto de adecuación urbana del cauce del arroyo Almonazar a su paso por La Rinconada. El penúltimo paso antes del ansiado acondicionamiento para el uso público de la zona ya está en marcha y permitirá que las obras arranquen este año.

el 15 sep 2009 / 20:44 h.

TAGS:

Ya está adjudicada la redacción del proyecto de adecuación urbana del cauce del arroyo Almonazar a su paso por La Rinconada. El penúltimo paso antes del ansiado acondicionamiento para el uso público de la zona ya está en marcha y permitirá que las obras arranquen este año.

El proyecto de soterramiento del arroyo Almonazar en San José, en La Rinconada, está a punto de ser una realidad. Ya se ha adjudicado a la empresa Urbaconsult, la misma que redactó en 2004 el plan de reurbanización del cauce, la preparación de la adecuación urbana del tramo de 1.200 metros que une el antiguo puente del Malecón, que actualmente es una rotonda, y el puente de las vías del ferrocarril.

En términos globales, la obra de adecuación urbana supondrá una inversión que rondará los 8,5 millones de euros. La idea de este plan urbanístico, que lleva en marcha ya varios años, es "coser la cicatriz histórica que separaba en dos San José a causa del arroyo", según señala Cristóbal Blázquez (PSOE), concejal de Urbanismo en el Ayuntamiento de La Rinconada.

Para Blázquez, la marcha del proyecto no cesa: "Seguimos construyendo el cajón hidráulico que dejará esta parte del municipio lista para el uso público".

Urbaconsult ya ha presentado una primera separata con la memoria descriptiva de las primeras actuaciones. Éstas se emprenderán en un primer tramo de 480 metros, entre el antiguo Malecón y el cruce del convento de las monjas. Antes de finales de febrero, deberán entregar el proyecto al completo que, sin embargo, se seguirá ejecutando por fases a lo largo de este año.

Ética y estética. El encauzamiento y soterramiento del cauce del arroyo Almonazar en San José es una obra emblemática porque va a defender de las inundaciones a casi 35.000 vecinos que miraban con miedo la crecida del agua con las lluvias. Además, con este soterramiento se va a aprovechar una extensión de suelo de 1.200 metros de longitud para darle utilidad pública y eliminar una histórica barrera entre dos zonas del núcleo de población.

La idea es que la plataforma resultante tenga infraestructuras de última generación que permita la utilización del espacio para el ocio y el esparcimiento de los vecinos, y que vertebre las dos orillas en un único espacio.

Pero las obras sobre el Almonazar no sólo afectan al casco urbano de San José, sino que han llegado hasta el río Guadalquivir, aunque éstas se ejecutaron con más celeridad porque, al ser fuera de núcleos urbanos, no hubo que proceder al posterior soterramiento del cauce.

En La Rinconada, las obras se han retrasado en varias ocasiones por las mismas dimensiones del proyecto. De hecho, en fases anteriores se modificó el proyecto para incluir dos nuevos colectores, uno para cada orilla, para evitar realizar más obras hidráulicas en los próximos 25 ó 30 años.

  • 1