Local

La intimidad de los británicos, al descubierto

El primer ministro británico, Gordon Brown, pidió ayer disculpas en el Parlamento por la pérdida de datos confidenciales de 25 millones de ciudadanos y ordenó una revisión de los procedimientos de seguridad en los departamentos del Gobierno.

el 14 sep 2009 / 20:31 h.

TAGS:

El primer ministro británico, Gordon Brown, pidió ayer disculpas en el Parlamento por la pérdida de datos confidenciales de 25 millones de ciudadanos y ordenó una revisión de los procedimientos de seguridad en los departamentos del Gobierno. En este polémico caso se han perdido dos disquetes que contenían toda la base de datos de los llamados subsidios infantiles que reciben las familias con niños, que fueron enviados por correo ordinario.

El primer ministro reconoció que "no hay excusas" por lo que pasó y prometió hacer todo lo posible para impedir riesgo de fraude. "Lamento profundamente y pido disculpas por las molestias y la preocupación que esto ha causado a millones de familias", afirmó.

Mientras, los principales bancos británicos se preparan para un eventual alud de solicitudes de cambio del número de cuenta por parte de personas preocupadas por las repercusiones del extravío. Por lo pronto, ya se ha puesto en marcha un dispositivo de alerta ante eventuales fraudes, aunque las autoridades no tienen constancia de que se hayan intentado usar esos datos.

  • 1