viernes, 22 marzo 2019
22:01
, última actualización
Local

'La inversión en los pueblos es la mejor forma para salir de la crisis'

Desde la Diputación hemos realizado un enorme esfuerzo económico con iniciativas como el Plan Extraordinario de Impulso Municipal, el Plan de Ayuda Económica a los municipios, o la aplicación de los fondos europeos. Una apuesta que asciende a una inversión de casi 82 millones de euros. Foto: Juan Antonio Prior.

el 15 sep 2009 / 20:39 h.

TAGS:

Diputación / Sevilla

-Termina 2008 con una crisis que nadie imaginaba de tal calibre. ¿Cree que puede agravarse esta situación aún más?

-Según indica el Ministerio de Economía, sí que podemos ver todavía algún receso más en el difícil escenario económico que nos toca atravesar. Pero desde la Diputación, y en el marco territorial sobre el que desarrollamos nuestras políticas, la provincia de Sevilla, creo firmemente que los municipios aguantarán con entereza los vientos en contra que soplan actualmente. A ello contribuirá, estoy convencido, la apuesta que tanto gobierno central como Junta han hecho para aplicar inversión pública desde la esfera local. Me refiero a los paquetes presupuestarios para obra civil, de 8.000 millones y 360 millones respectivamente, que tanto el ejecutivo central como el gobierno autonómico han puesto encima de la mesa de los Ayuntamientos para realizar obras y así generar empleo.

-Sí resulta significativo que, en tiempos de crisis, se confíe en los Ayuntamientos para tirar del carro, ¿no?

-Esa es una de las mejores noticias que el municipalismo ha recibido a lo largo de toda la historia de la democracia. Así lo creo porque, durante estos treinta años, hemos desarrollado muchas políticas que no eran competencia nuestra, pero que alguien tenía que prestar. Y eso ha ocurrido porque en los albores democráticos, la escala local quedó en segundo plano para alcanzar la prioridad número uno, que era la España de las Autonomías. Y ahora, el hecho de que se confíe en las entidades locales para acometer obra pública y reactivar la economía es como una prueba de fuego para demostrar, desde Diputaciones y Ayuntamientos, cuál es nuestro encaje en el Estado del siglo XXI. Así, tanto con el paquete inversor del Estado como con el de la Junta debemos demostrar ahora que la cercanía con el ciudadano es la mejor medicina para combatir la crisis, que sabemos actuar con acupuntura precisa para reactivar las economías locales, y que somos una administración resolutiva y eficaz ante los problemas de nuestros convecinos.

-Y desde la Diputación, a título individual, ¿cómo están actuando ante la crisis?

-Nuestra aportación para salir de la crisis está llegando también a las arcas municipales a través de varios planes de choque que hemos puesto en marcha. Así, resulta significativo que a los 250 millones de euros que asignan la Junta y el Estado a los municipios sevillanos para ejecutar obra civil, nosotros añadimos más de ochenta millones de euros con distinta finalidad. Por una parte, el Plan de Ayuda Económica a los Municipios puso encima de la mesa nueve millones de euros para solventar deudas acuciantes de las arcas municipales. Esa misma función es la que están desempeñando los primeros veinte millones del Plan Extraordinario de Impulso Municipal, que también ha llegado a los Ayuntamientos el pasado uno de diciembre. Y junto a esas aportaciones para saldar deudas inaplazables de los Ayuntamientos, la Diputación ha captado 43 millones de euros de los fondos FEDER y FSE, que se aplicarán sobre todos los municipios que no se incluyen en el POTAUS, para ejecutar acciones que reactiven también las economías locales.

-En un contexto con fuerte presencia del ejecutivo central y de las Comunidades Autónomas, ¿aparece de nuevo el importante factor de equilibrio territorial de las Diputaciones Provinciales?

-Ciertamente no es un aspecto singular pero es significativo el hecho que, en un momento tan delicado como el que atravesamos, tanto el gobierno Zapatero como el gobierno Chaves hayan confiado plenamente en el ámbito local para salir de la crisis mediante la activación de la obra pública. Un gesto que, para nosotros, se convierte en un reto y en una enorme responsabilidad, porque de la manera en que gestionemos estos fondos dependerá el papel de futuro que jueguen las Diputaciones en la estructura del Estado del siglo XXI. Sin duda que ahora, con la aplicación sobre el territorio de esos más de 330 millones de euros, podemos contribuir a esa Segunda Transformación Municipal que nos marcamos como objetivo en el inicio del mandato 2007-2011.

-Ante la situación económica actual que nos encontramos, ¿qué le diría a todos los vecinos de la provincia?

-Les daría una buena inyección de optimismo para el próximo año. Pidiéndoles que continúen con su desarrollo personal y profesional. Desde los Ayuntamientos y las Diputaciones hemos puesto toda la carne en el asador. Como ya he mencionado con anterioridad. Tenemos los recursos, tenemos las ganas y la ilusión que se necesita para salir de situaciones difíciles como esta. Por eso creo que, en 2009, frente a la adversidad, la provincia de Sevilla se crecerá y sabrá salir adelante. Nuesto objetivo no será otro que lograr que todos los ciudadanos de la provincia, en cada uno de sus pueblos, sigan disfrutando de su vida, de su trabajo y que sean felices. De este modo, sí ponemos de nuestra parte conseguiremos una provincia unida, fuerte y a la cabeza de iniciativas con futuro.

  • 1