Local

La izquierda reprocha a los obispos su alineación con el PP

PSOE e IU rechazaron ayer la pastoral de los obispos andaluces aconsejando el sentido del voto de sus fieles. La izquierda mostró su preocupación porque la Iglesia irrumpa en precampaña defendiendo posiciones que "coinciden muy mucho con la que quiere el PP".

el 14 sep 2009 / 23:09 h.

TAGS:

PSOE e IU rechazaron ayer la pastoral de los obispos andaluces aconsejando el sentido del voto de sus fieles. La izquierda mostró su preocupación porque la Iglesia irrumpa en precampaña defendiendo posiciones que "coinciden muy mucho con la que quiere el PP".

Las "orientaciones pastorales" emitidas por los obispos andaluces el miércoles al término de su CX asamblea advierten a los católicos contra los partidos que defienden la ampliación del aborto, la eutanasia o la implantación de Educación para la Ciudadanía. Proyectos sopesados o puestos en marcha por el PSOE y que avala IU -el único partido que lleva en su programa electoral la ampliación de la ley del aborto-.

El comunicado de la Iglesia no pide el voto en concreto para ningún partido pero previene claramente contra las posiciones de la izquierda y en determinados momentos -es el caso de la lectura económica- asume el discurso de dirigentes del PP. En este punto el escrito de los prelados andaluces advierte de una situación "difícil", sobre todo en el sector de la construcción, que "hace temer seriamente un gran incremento del paro, y especialmente en la población inmigrante". Punto y seguido se avisa de que "puede dar lugar a un aumento notable de la delincuencia".

La alineación con el PP fue ayer la crítica principal contra los prelados. Desde Sevilla, el cardenal arzobispo Carlos Amigo Vallejo restó importancia al comunicado y aseguró "no es nada extraño ni nuevo" sino una práctica habitual "desde que comenzó la democracia en España" que la Iglesia se pronuncia en víspera de elecciones. "Los prelados recuerdan en sus notas la doctrina social de la Iglesia sobre algunos temas, por lo tanto, no se trata en absoluto de orientar el voto hacia un partido político u otro, simplemente es decir a los cristianos lo que pensamos", agregó.

Desde el Gobierno andaluz, el consejero de la Presidencia, Gaspar Zarrías, rechazó el pronunciamiento de la Iglesia convencido de que "la inmensa mayoría de los andaluces no comparten esos planteamientos", tampoco "buena parte de los creyentes". "La Andalucía que quieren los obispos", añadió Zarrías, "coincide muy mucho con la que quiere el PP". Su compañera Rosa Torres, al frente de la cartera de Cultura, tildó de "aberrante" que los obispos quieran influir en la opinión de los ciudadanos. "Sólo me falta por ver que la Iglesia aparezca en las listas del PP", aseguró. El presidente de la Junta, Manuel Chaves, tuvo ayer una cargada agenda pero declinó pronunciarse sobre el asunto.

Desde el Gobierno, el ministro de Trabajo y coordinador del programa del PSOE, Jesús Caldera, advirtió de que una victoria del PP el 9 de marzo podría suponer un retroceso en algunas libertades individuales "dada la presión de la jerarquía" eclesiástica sobre este partido. También el ministro de Sanidad, Bernat Soria, pidió al PP que diga si los obispos son sus "portavoces".

La alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, dirigente de IU, exigió a la Iglesia que concurra a las elecciones si lo que quiere es pedir votos, pero consideró que lo mejor que puede hacer es "cumplir con su cometido y no meterse en política". También el coordinador regional de IU, Diego Valderas, lamentó que los obispos entren en política y que "además lo hagan con un mensaje que dicta mucho de la doctrina cristiana".

El PP salió en defensa de los obispos y aseguró que su postura "debe ser respetada" porque es "tan lógica como otras". Se trata, según el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, de "una prueba de que existe libertad y en un Estado democrático es lo normal, que cada uno pida el voto para quien quiera".

  • 1