jueves, 25 abril 2019
16:28
, última actualización
Cofradías

La Jornada de la Juventud en El Rocío bate su récord de asistentes

Más de 6.000 ‘almas’ se concitan en el encuentro paralelo al de Río de Janeiro. Asenjo llama a “remar todos en la misma dirección” en la misa de clausura

el 28 jul 2013 / 22:26 h.

Multitudinaria misa de despedida en la plaza del Real. Foto: Rocieros en el mundo Multitudinaria misa de despedida en la plaza del Real. Foto: Rocieros en el mundo A miles de kilómetros de Río de Janeiro, en los blancos arenales del Rocío, se ha seguido este fin de semana la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). No han podido viajar a Brasil pero tampoco se han quedado en casa. De Huelva, Jerez, Sevilla... miles de jóvenes –más de 6.000– han convivido en la aldea almonteña dentro de la Jornada Pastoral de la Juventud (JPJ) que ayer clausuró el arzobispo sevillano, Juan José Asenjo, en una multitudinaria misa de envío. La previsión inicial se ha visto desbordada. La llamada del papa Francisco ha surtido efecto. Tanto que se duplicado la asistencia de público. Un dato lo corrobora. La hermandad Matriz repartió 5.000 velas en el rosario del viernes que presidió el Simpecado almonteño, “y se quedaron unas mil personas sin ella”, reconoce asombrado su presidente, Juan Ignacio Reales, quien en un primer balance ha mostrado su “satisfacción” y “gratitud” por este acontecimiento dentro del Año Jubilar Rociero: “Ha sido muy especial, pues se ha palpado la alegría de los jóvenes y el santuario de El Rocío se ha convertido en la casa de todos los andaluces”, explicó exultante. También el Arzobispado de Sevilla ha hace un balance “muy positivo” de una JPJ en la que “se ha visto a la juventud del papa Francisco: cercana, alegre y llena de esperanza”. Precisamente en su homilía ante una abarrotada plaza del Real, monseñor Asenjo destacó la necesidad de vivir el compromiso cristiano siguiendo la línea marcada por el santo padre desde tierras brasileñas cuando dijo aquello de ‘que el futuro no os lo den’: “En vuestro camino encontraréis a jóvenes como vosotros que necesitan ver la luz. Sin el Señor no hay esperanza ni alegría. Mostrad el rostro de Cristo a los demás no tengáis miedo a vivir la fe. Dad testimonio de vida con sencillez y humildad”. Para de seguido, poner como tarea lo siguiente: “Nos urge evangelizar a los que no conocen la fe o han abandonado el camino. Debemos predicar con audacia, entusiasmo y pasión”, indicó a los pies del monumento de la coronación de la Virgen del Rocío. El pastor de la Iglesia sevillana, aprovechó además su intervención para insistir en cuál debe ser el rumbo que han de tomar los cristianos: “En la Iglesia debemos de remar todos con la misma intensidad, ritmo y en una misma dirección”. Opinión que suscribieron el resto de concelebrantes, entre los que se encontraban los obispos de Asidonia-Jerez, monseñor Mazuelos; Cádiz-Ceuta, monseñor Zornoza; Córdoba, monseñor Fernández; Málaga, monseñor Catalá; Guadix, monseñor García; Huelva, monseñor Vilaplana; Jaén, monseñor Del Hoyo, y Teruel, monseñor Escribano. Al finalizar la celebración, todos destacaron “el buen quehacer” de jóvenes reunidos en la JPJ, así como del voluntariado y de cuantos han hecho posible este encuentro. Además se mostraron contentos con el lugar elegido, El Rocío, al que se refirieron como “el mejor escenario posible” para futuros actos en cuanto a infraestructuras y espacio para acoger a miles de personas. Finalizada la cita, llegó la hora de regresar cada uno a sus lugares de origen. Antes despedida oficial ante la Blanca Paloma ante la que ha vivido turnos de oración en la exposición permanente del Santísimo que ha habido estos días en el santuario.

  • 1