Cofradías

La jornada prueba un nuevo orden

Exaltación y Monte-Sión intercambian su posición con el fin de descongestionar El Salvador a la salida de Pasión.

el 21 abr 2011 / 11:16 h.

Jornada triste para los sevillanos sin cofradías en las calles.

El Jueves Santo es, al menos en el papel, la jornada que más novedades aportará a esta Semana Santa. El acuerdo de los hermanos mayores de intercambiar el orden entre la Exaltación y Monte-Sión en el paso por la Carrera Oficial y de retrasar en 20 minutos la entrada de Los Negritos en la Campana con el objetivo de evitar el tapón que se producía en el Salvador y el parón que debía soportar la cofradía de Recaredo en la puerta de la Catedral, aguardando el fin de los Oficios, respectivamente, es, en principio, sólo por este año, pero se vislumbra como la solución para el día.

Sin embargo, muchos hermanos de Monte-Sión han mostrado su total desacuerdo con esta decisión que, en su opinión, supone perder el reconocimiento a la antigüedad de la corporación –que el año pasado celebró el 450 aniversario de su fundación– que da el orden de paso por la Carrera Oficial. El rechazo a esta medida, que el hermano mayor, Rafael Buzón, ha defendido como “excepcional y por un año”, ha llegado hasta los tribunales eclesiásticos. Un grupo de hermanos ha presentado un recurso en el Palacio Arzobispal contra la decisión del Cabildo de Toma de Horas de sancionar el acuerdo. Y, en previsión de no obtener respuesta antes de Semana Santa, han recurrido también a instancias vaticanas, en concreto al Consejo Pontificio para los Laicos, un dicasterio de la Curia romana.

En La Exaltación, en cambio, la medida se ha aceptado sin rechazo alguno. La corporación, además de alterar su posición en el orden del día, modifica ligeramente su recorrido buscando la estrechez de Santa Ángela de la Cruz para salir a Imagen, en lugar de pasar por Alcázares y dar la vuelta a la plaza de la Encarnación. En su recorrido de vuelta, también tomarán la estrechez de Alhóndiga pasando ante la puerta por la que salían de Santa Catalina, su sede canónica, cerrada hace ya siete años en estado ruinoso.

El resto de novedades de la jornada parece que llegan con retraso. Las hermanas de la Quinta Angustia podrán, finalmente, hacer estación de penitencia vestidas de nazarenas gracias al decreto del arzobispo Juan José Asenjo imponiendo la igualdad de las mujeres en todos los estamentos de las hermandades. La corporación de la Magdalena, El Silencio y el Santo Entierro eran las tres últimas cofradías que impedían este derecho a sus hermanas en Sevilla. La hermandad no ha querido desvelar el número de mujeres que este año vestirán la túnica morada pero ha organizado un cursillo preparatorio para quienes se estrenan bajo el antifaz.

Y, por último, el palio de la Merced recupera su acompañamiento musical de antaño, aprobado el año pasado por el cabildo general pero pospuesto a este año por la impugnación de esta decisión que presentó un grupo de hermanos ante el Palacio Arzobispal. La Banda de Música de Nuestra Señora de la Oliva de Salteras podrá, finalmente, interpretar el repertorio clásico preparado para la Semana Santa de 2010. De momento, sólo ha trascendido que, a la salida de los palcos, tocarán Virgen del Valle, una dedicatoria para los hermanos que van en la Cruz de Guía de la corporación de la calle Laraña y que “nunca escuchan la marcha de su Virgen”, explicaba el hermano mayor de Pasión, Javier Criado.

Completando el panorama musical, la banda de Nuestra Señora de la Victoria, de Las Cigarreras, celebra este año el 15 aniversario de su fundación. Antes de Cuaresma, ofrecieron un concierto conmemorativo.

  • 1