Local

La joven apartada de clase no acude al IES por segundo día consecutivo

Según las compañeras, la adolescente se encuentra "muy nerviosa" y se pasa el día llorando. 

el 21 abr 2010 / 09:33 h.

TAGS:

La joven de 16 años que ha sido apartada de clase por ir con la cabeza cubierta con velo islámico no acudió hoy a su centro, el IES Camilo José Cela, en Pozuelo de Alarcón (Madrid), por segundo día consecutivo, y, según relataron sus compañeras, está "muy nerviosa" y se pasa "todo el día llorando".

La alarma se disparó este miércoles cuando su padre acudió al IES para explicar que la niña, tras la polémica surgida a raíz de su situación, ha entrado en una "depresión" y no se encuentra en condiciones de ver a sus compañeros, aunque estos días, a la espera de ver qué decidía el Consejo Escolar, estudiaba apartada en la biblioteca del centro.

Este miércoles, al igual que los dos días anteriores, cuatro compañeras españolas de origen musulmán, acudieron al centro con el 'hiyab' como muestra de apoyo a la joven, y más después de que el centro decidiese ayer mantener su reglamento interno y, por tanto, la prohibición de llevar cualquier objeto que cubra la cabeza, como las gorras o los pañuelos.

Al ser preguntada por su compañera, las niñas explicaron que está "muy nerviosa", que se pasa "todo el rato llorando" y que no ha tomado ninguna decisión "todavía" sobre lo que va a hacer, si renunciar al velo y quitárselo en clase, o si cambiarse a un centro cercano donde no se prohíbe el uso del mismo.

Además, añadieron que la propia afectada les ha pedido a sus compañeras que dejen de apoyarla con el símbolo de llevar la cabeza cubierta porque no quiere que ellas "tengan problemas" y "sufran". Aunque el primer día se les puso parte por esta acción, ahora lo que hacen es acudir hasta la puerta con el velo y se lo quitan para entrar en clase.

Y es que si algo tienen claro es que tienen que respetar las normas del centro y que si este ha decidido que se prohíbe el velo, lo tienen que cumplir. No obstante, insistieron en que "no entienden" dicha decisión y que la van a seguir apoyando "hasta el último día".

"Yo aquí no veo ninguna igualdad y ha sido súper injusto", consideró una de las jóvenes, quien señaló que el pañuelo "es una cosa religiosa que tú no puedes cambiar". En este sentido, indicaron que, en su caso, cuando terminen el IES, se pondrán el velo, y a partir de ese día "ya" no se lo van a quitar.

Muy cerca de este centro está el IES al que probablemente acuda la joven si decide cambiarse, el San Juan de la Cruz, donde la polémica también ha llegado y no pasa desapercibida a sus alumnos. Algunos de ellos señalaron a Europa Press Televisión que aunque este año no hay ningún caso, sí que recuerdan que en cursos anteriores había alguna alumna con velo.

Una de ellas explicó que tuvo de compañera a una chica que "por su religión" sí lo llevaba y que "no hubo ningún problema dentro de clase". "Cada uno es libre de llevar lo que quiera", indicó la estudiante. Otra añadió que "aquí la gente viene con sus gorras o con lo que quiere". "Me parece un poco absurdo que se quiera prohibir el velo", concluyó.

  • 1