Economía

La juez admite el ERE de Contsa, en suspensión de pagos

La juez de lo Mercantil de Sevilla ha admitido a trámite el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por los administradores judiciales de la inmobiliaria Contsa, cuya suspensión de pagos afecta a un millar de pequeños ahorradores.

el 15 sep 2009 / 08:03 h.

La juez de lo Mercantil de Sevilla ha admitido a trámite el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) presentado por los administradores judiciales de la inmobiliaria Contsa, cuya suspensión de pagos afecta a un millar de pequeños ahorradores.

Fuentes del caso han informado a Efe de que el ERE afecta a ocho trabajadores, en su mayoría administrativos de la inmobiliaria, que son los únicos que siguen en plantilla ya que otra decena de trabajadores pidieron la baja voluntaria, sin finiquito, cuando la empresa entró en concurso de acreedores en febrero pasado.

Tras la admisión a trámite, el juzgado de lo Mercantil dará traslado del ERE a la Autoridad laboral de la Junta de Andalucía, que dispone de quince días para hacer un dictamen e indicar si está de acuerdo, han añadido las fuentes.

Contsa, que ha atribuido su suspensión de pagos a la "crisis del ladrillo", llegó a emplear a más de 30 administrativos en sus tiempos boyantes, pero cuando se declaró el concurso tenía menos de 20, han añadido las fuentes.

El ERE ha sido instado por los tres administradores judiciales nombrados por la juez de lo Mercantil para hacerse cargo de Contsa tras el concurso de acreedores necesario instado por uno de ellos.

A la espera del informe sobre la situación real de la empresa, que los administradores presentarán a finales de este mes, fuentes del caso han indicado a Efe que la cifra final de acreedores supera con creces el millar, frente a los 609 reconocidos por la empresa, y el importe de las deudas llega a 100 millones de euros, frente a los 49.399.202 euros reconocidos por Contsa.

Paralelo a la vía mercantil, el juzgado de instrucción 17 de Sevilla mantiene abierta una denuncia penal por presuntos delitos de estafa, apropiación indebida y delito societario contra el presidente de Contsa, José Salas Burzón, presentada por cuatro accionistas o inversores.

En su segunda declaración judicial, realizada el pasado 3 de julio en respuesta a una de dichas denuncias, Salas Burzón reconoció que vendió un piso en Sevilla doce días antes de presentar suspensión de pagos y que con su importe pagó a dos acreedores.

El 7 de marzo de 2008 había hecho su primera declaración como imputado y en esa ocasión negó haber seguido captando dinero una vez que tuvo las primeras noticias de problemas económicos, en noviembre de 2007.

  • 1