La juez declara secreto parcial en el caso del indigente fallecido en Cerro Blanco de Dos Hermanas

La Policía Nacional trabaja en la búsqueda de testigos de los hechos por los que hay dos jóvenes imputados que, supuestamente, le ofrecieron dinero a cambio de prenderle la barba

el 23 jun 2014 / 23:48 h.

La juez que se encuentra investigando la muerte de un indigente en Dos Hermanas el pasado mes de mayo, al que supuestamente dos jóvenes que se encuentran imputados habrían ofrecido dinero a cambio de que se quemara la barba para grabarlo en vídeo y luego colgarlo en Internet, ha declarado el secreto parcial de las actuaciones, según informaron fuentes del caso. En este sentido, las mismas fuentes consultadas precisaron que la juez de Primera Instancia e Instrucción número 3 del municipio nazareno notificó el pasado viernes un auto a las partes en el que comunica el secreto parcial de las actuaciones en lo relativo a las diligencias desarrolladas por la Policía Nacional a fin de hallar testigos de los hechos. Entre estos, al parecer, existe ya un testigo protegido. Asimismo, la hija del indigente fallecido se ha personado como acusación particular en este caso. La Fiscalía ya solicitó a la jueza que instruye la causa que la llame a declarar como testigo, pues habría visionado un vídeo en Internet en el que se ve a un hombre ardiendo que, supuestamente, sería la víctima. No obstante, el pasado 6 de junio, la juez dejó en libertad con cargos por un delito de lesiones dolosas a los dos detenidos, F.C.D. y M.D.A., al entender que no hay «nexo causal» entre las quemaduras que presentaba la víctima y la causa final del fallecimiento, que no fueron dichas quemaduras sino las diversas enfermedades que padecía la víctima, entre ellas sífilis, neumonía y VIH, una decisión que ha sido recurrida por la Fiscalía, que ha solicitado el ingreso en prisión de ambos. Tras pasar a disposición judicial, la Fiscalía ya solicitó que se prorrogara la detención de los dos jóvenes y, de manera subsidiaria, que se ordenara su ingreso en prisión, pero la juez rechazó esta petición alegando que «no concurren ninguno de los fines constitucionalmente acuñados para la adopción» de esta medida por cuanto ambos residen en la localidad, poseen arraigo familiar y «no cabe pensar en una eventual manipulación de medios de prueba, ya que se les han intervenido varios teléfonos móviles y dispositivos electrónicos» en sus domicilios. De igual forma, las fuentes consultadas detallaron que, en sus declaraciones, ambos imputados, primos entre sí, negaron los hechos ni que hubieran ofrecido nunca al fallecido dinero a cambio de quemarse la barba para grabarlo y subirlo a Internet, y aseguraron que lo conocían «de vista» y que se enteraron de los hechos cuando éste ya había muerto. Asimismo, la juez recuerda la declaración de la novia del fallecido, en la que aseguraba que éste había vuelto de sacar la basura con quemaduras por todo el cuerpo y diez euros, relatando que uno de los imputados le había rociado con alcohol y le había prendido fuego mientras le grababan, algo que «no se corresponde con las conclusiones del informe forense y de autopsia», que reseñaba la presencia del 6% de quemaduras en el cuerpo y la ausencia de inhalación de humo.

  • 1