sábado, 17 noviembre 2018
09:55
, última actualización
Local

La juez del caso ERE imputa hasta siete delitos al exchófer de Guerrero

Juan Francisco Trujillo llegó sobre las 10.30 horas a los juzgados, acompañado de su abogado que aseguró que su defendido viene a "colaborar con la Administración de Justicia".

el 20 mar 2012 / 10:20 h.

TAGS:

La juez de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, que  investiga las irregularidades cometidas en numerosos expedientes de  regulación de empleo (ERE) tramitados por la Junta de Andalucía, ha  imputado hasta siete delitos a Juan Francisco Trujillo, exchófer del  exdirector general de Trabajo y Seguridad Social de la Junta de  Andalucía Francisco Javier Guerrero. 

Según han informado fuentes del caso, la juez instructora ha  imputado al exchófer un total de siete delitos, entre ellos uno de  cohecho, otro de malversación y "varios" de falsedad en documento  oficial, tras lo cual ha comenzado el interrogatorio del imputado,  quien ha ratificado su declaración policial

En este sentido, Juan Francisco Trujillo ha comenzado relatando  que él no acudía a las "reuniones oficiales" pero sí que acompañaba a  Guerrero "y a sus amigos" a tomar copas, tras lo cual llevaba en  coche al exdirector general de Trabajo y Seguridad Social a la  localidad sevillana de El Pedroso. 

El imputado ha llegado poco antes de las 10,30 horas a los  juzgados del Prado de San Sebastián de la capital hispalense  acompañado por su abogado, Antonio Aguilar, quien ha asegurado que su  patrocinado viene a "colaborar con la Administración de Justicia" y  tiene previsto contestar a las preguntas que le sean formuladas,  entre ellas las de la magistrada. 

Hay que destacar que la declaración de Trujillo, al igual que  ocurrió en el caso de Guerrero --en prisión desde hace ya diez  días--, se lleva a cabo en una sala de vistas y no en el despacho de  la juez, y a la misma han asistido una veintena de abogados. 

El exchófer de Guerrero aseguró a los agentes de la Policía  Judicial que, con parte de los 900.000 euros en subvenciones que le  concedió Guerrero para dos de sus empresas, compró cocaína "para su  jefe y para él", mientras que también dedicó parte de este dinero a  "ir de fiestas y copas". 

También puso de manifiesto que "parte" del dinero recibido "se lo  dio en mano a su jefe", Francisco Javier Guerrero, mientras que, "a  solicitud" del propio exdirector general de Trabajo, "le compró  varios efectos, como material de telefonía, artículos de música,  antigüedades y ropa". 

Igualmente, aseveró que firmó "en presencia" de Guerrero y en su  propio despacho una póliza con Fortia Vida, ascedente a 122.649,21  euros, para lo cual "suplantó" la firma de su madre, quien no  obstante aseguró que "no sabe nada de ninguna póliza".


  • 1