Local

La juez imputa dos delitos de malversación y cohecho a un exalto cargo de Lipasam

Se le imputan dos delitos de cohecho y malversación de caudales públicos. No ha adoptado contra él ningún tipo de medida cautelar.

el 16 ene 2014 / 14:33 h.

TAGS:

La juez de Sevilla que investiga la presunta venta irregular de  aproximadamente mil vehículos abandonados custodiados por la Oficina de Vehículos Abandonados (OVA), que dependía de Lipasam, ha imputado este jueves dos delitos de malversación y cohecho al que fuera jefe de Relaciones Externas e Institucionales de Lipasam hasta 2009 y posterior jefe del servicio de Inspección Enrique Herbello Naveiro. Fuentes del caso han informado a Europa Press de que el imputado  ha comparecido en la mañana de este jueves ante la juez de  Instrucción número 3 de Sevilla, que le ha imputado dos delitos de  cohecho y malversación de caudales públicos y que no ha adoptado  contra él ningún tipo de medida cautelar. Además de Naveiro, en esta causa figuran como imputados el  exgerente de Lipasam Rafael Pineda, que compareció ante la magistrada  de Instrucción número 3 el pasado día 8 de enero; el responsable de  la Oficina de Vehículos Abandonados y el propietario de un desguace. En el caso de Rafael Pineda, la juez le imputó un delito de  malversación por haber autorizado el pago para el viaje de seis  técnicos de Lipasam a Cuba, aunque el encausado defendió que los  técnicos viajaron a Cuba a fin de acudir al Centro de Educación  Ambiental y asesorar en materia de recogida de residuos, señalando  que Lipasam "es líder a nivel nacional en recogida de residuos" y que  "la forma de hacer cooperación internacional no era prestar dinero  sino conocimiento y formar a los técnicos cubanos". La juez, no obstante, apenas le preguntó sobre la presunta venta  irregular de los coches abandonados, y sobre este particular el  imputado únicamente señaló que, en el año 2009, se mandaron 20 o 25  vehículos con un valor máximo de 200 euros cada uno, precisando que  el propietario del desguace imputado en la causa ya dijo que dichos  coches eran suyos después de haberlos abonado. Una vez concluida la comparecencia, el exgerente de Lipasam  atendió a los periodistas para asegurar que se encuentra "tranquilo"  y que confía en que la causa contra él se archive, pues entiende que  el motivo de los viajes -en total dos, yendo en cada viaje tres  técnicos- está plenamente justificado. Estas diligencias se remontan al mes de junio de 2012 y parten de  la denuncia promovida por la Gerencia de la propia sociedad municipal  Lipasam. En concreto, la investigación corresponde al destino de  aproximadamente mil vehículos abandonados depositados en la Oficina  de Vehículos Abandonados de Lipasam y presuntamente entregados a  diversas chatarrerías al margen del procedimiento oficial, pues  Lipasam no habría obtenido contraprestación económica alguna por la  entrega de los coches.

  • 1