Local

La jueza da tres días a la Junta para que entregue las actas en un sobre lacrado

Le demanda que las entregue en un sobre lacrado como medida cautelar y bajo apercibimiento de cometer un posible delito de quebrantamiento de medida cautelar si no lo remite al juzgado.

el 05 abr 2011 / 10:38 h.

TAGS:

La jueza que instruye el caso de los ERE, Mercedes Alaya.

La juez Mercedes Alaya ha dado un plazo de tres días a la Junta de Andalucía para que entregue las reclamadas actas de los  consejos de Gobierno celebrados desde 2001 hasta el momento en un sobre lacrado como medida cautelar y bajo apercibimiento de cometer un posible delito de quebrantamiento de medida cautelar si no lo remite al juzgado.

En un auto que acaba de notificar a las partes, la juez que investiga las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo ha acordado como medida cautelar que la Junta le remita las actas en sobres "cerrados y lacrados, o con los precintos que se consideren convenientes", quedando estos depositados en el juzgado para que estén custodiados a la espera de que se resuelva la cuestión de competencias planteada por la Junta. Además, da diez días a la Fiscalía y al resto de partes para que se pronuncien sobre este asunto.

La magistrada recuerda que la Ley le permite tomar "las medidas imprescindibles para evitar que se eluda la acción de la Justicia, se produzca un grave perjuicio al interés público y se originen nuevos daños irreparables". Una medida que adopta "con el fin de salvaguardar los fines de la investigación, es decir, para evitar, también en el terreno de las hipótesis, que pudieran alterarse u ocultarse partes relevantes de las actas del consejo de gobierno hasta tanto se dilucida el conflicto de jurisdicción".

Para salvaguardar el secreto de las actas, Alaya establece por un lado que el secretario del juzgado levante acta de la recepción "incluyendo si se precisare, constatación fotográfica del estado y características de los sobres". Asimismo, recoge que no tendrán que aportarse los documentos presentados al consejo de gobierno que tengan carácter reservado y, si hubiese actas, en las que se recogieran deliberaciones, opiniones o votos "se suprimirán tales apartados manteniendo en tales actas las conjugaciones de los verbos (deliberar, opinar o votar) utilizados en los apartados que por su carácter secreto hayan de suprimirse". 

En el auto vuelve a reclamar a la Junta que aporte las actas de los consejos de dirección de la Consejería de Empleo, de Hacienda y Presidencia desde el año 2001, así como las de los consejos de dirección de la Consejería de Innovación desde la incorporación del IFA. En el caso de inclumplir esta solicitud la juez advierte que el Gobierno andaluz estaría incurriendo en un delito de desobediencia.

 

  • 1