martes, 11 diciembre 2018
11:50
, última actualización

Turismo asumirá la promoción de los hoteles costeros que abran todo el año

La Junta aprueba un plan de choque para combatir una «estacionalidad insostenible» que deja cerradas el 54 por ciento de las plazas hoteleras en la costa durante cinco meses al año

el 06 may 2014 / 14:51 h.

LA JUNTA INCENTIVARÁ A LOS ESTABLECIMIENTOS HOTELEROS QUE ABRAN TODO EL AÑOLa piedra angular de la economía andaluza es el turismo, que el año pasado representó el 12,9 por ciento del PIB regional (más de 18.000 millones y 329.000 empleos), y su talón de Aquiles es la estacionalidad. Un reciente plan de inspección extraordinario de la Junta reveló que, a 1 de marzo, el 54 por ciento de las plazas hoteleras del litoral estaban cerradas: 84.386 plazas. Los grandes hoteles en la costa andaluza cierran cinco meses al año, un dato «insostenible», dijo ayer el consejero de Turismo, Rafael Rodríguez, que «tiene tremendas consecuencias negativas de imagen y rentabilidad». «No es sostenible incrementar viajeros y pernoctaciones disminuyendo empleos, porque se pierde calidad en el turismo y ese es nuestro salvoconducto», dijo Rodríguez, en un llamamiento a la responsabilidad social de los hoteleros. La elevada estacionalidad de los destinos de sol y playa –y Andalucía es estadísticamente el mercado más estacional de Europa– es un mal endémico que todos los gobiernos andaluces han combatido sin éxito durante años. El último intento será la Estrategia para la Gestión de la Estacionalidad Turística, aprobada ayer por el Consejo de Gobierno con una dotación de 15 millones para los próximos seis años. El programa se fragmentará en planes de choque bianuales, de cinco millones cada vez, y el objetivo es recortar la tasa de estacionalidad en cinco puntos porcentuales por año hasta reducirla al 20 o 25 por ciento, «un porcentaje razonable para un destino como Andalucía”. De lograrlo, la Junta entendería que hace una «gestión adecuada» del turismo. Este plan para mitigar la estacionalidad, que ha tenido un año de elaboración y negociación con los agentes sociales, también cuenta con captar presupuesto de los ayuntamientos y de la inversión privada. Rodríguez espera que, como en otras comunidades y regiones europeas, aquí el sector hotelero aporte el mismo presupuesto que la Administración, es decir, 15 millones. «Pero si llegan diez, cinco o uno, también está bien. No pedimos la luna, esto se hace en Cataluña», advirtió. La estrategia de Turismo tendrá dos grandes líneas de actuación: por un lado, atraer a más visitantes en temporada media-baja, volcándose con mercados emisores para captar clientes: el nórdico, el alemán y el británico a principios y finales de año; el mercado francés en primavera; y nuevos mercados emergentes como Latinoamérica, Centroeuropa, China y Rusia [la cuota de turistas rusos en España es de 1,3 millones al año, y Cataluña monopoliza un millón porque lleva 15 años explotando este sector]. Para captar más viajeros, la Junta tendrá que solucionar un problema fundamental: la falta de conexiones aéreas con los mercados emisores, sobre todo destinos que están a tres horas de vuelo, pero faltan rutas directas. Málaga, el único aeropuerto internacional de Andalucía, aumenta sus destinos este año, pero los aeródromos de Sevilla, Jerez, Almería y Córdoba se están sometiendo a planes estratégicos (que pasa por mejorar sus infraestructuras) para solventar su baja oferta. También se explorarán nuevos formatos para los mayores y los jóvenes (el 20 por ciento de turistas internacionales tiene menos de 30 años). La otra pata del plan consiste en favorecer que los empresarios hoteleros abran durante todo el año, para ello costeará la promoción específica de los establecimientos que se comprometan con este objetivo. Se trata de un código de buenas prácticas para «discriminar a los que apuestan por el empleo todo el año de los otros». «No puede tener el mismo trato de la Junta un empresario que arriesga y genera economía de escala que aquel que baja la persiana el 1 de noviembre y la abre el 1 de abril», se quejó Rodríguez. El problema endémico es la temporalidad y la precariedad del empleo en el sector hotelero. En 2013, el 75,3 por ciento de los empleos creados fue a jornada completa, y el 54,7 por ciento a jornada parcial. De 2008 a 2012, año de la reforma laboral, los trabajos temporales aumentaron del 18 al 26,5 por ciento. Por último la Junta instará a los ayuntamientos a que aprueben bonificaciones fiscales sobre el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto de Actividades Económicas a los hoteles ubicados en sus municipios. Marbella ya lo hace. El Gran Premio de Motos de Jerez rompe su techo de ingresos con 53,4 millones Andalucía es uno de los 20 primeros destinos internacionales del mundo. Cada año recibe el doble de visitantes que Argentina, más que Brasil y que el conjunto de Oceanía. Hay un momento del año en el que esa atracción turística se concentra en un solo evento, que tuvo lugar el fin de semana pasado, y que supone el principal acontecimiento deportivo del país: el Gran Premio de Motociclismo de Jerez. Lo recaudado en los tres días que ha durado este evento ha superado las previsiones más optimistas de la Junta: 53,4 millones de ingresos (un 3,7 por ciento más que en 2013), lo cual lo convierte en la inversión más rentable de la economía andaluza, tanto para la Junta como para el Consistorio. La inversión de la Junta este año se ha reducido hasta 3,2 millones. Cuando Rodríguez se hizo cargo de la cartera de Turismo, hace dos años, la inversión en el Gran Premio de Jerez era de 5,4 millones, pero se negociaron los recortes con los organizadores y con el Ayuntamiento, logrando mantener el evento en la ciudad gaditana. En tres días ha habido 229.416 espectadores el circuito, un 4,7 por ciento más que en 2013. Jerez ha recibido a 206.000 turistas, un 6,8 por ciento más (el 87,4 por ciento españoles) que se alojó al menos una noche. El turismo, además de generador directo de riqueza y empleo, tiene un efecto arrastre y multiplicador en la agricultura, el transporte, la sanidad, la producción energética. De cada euro que el turismo consume, la economía andaluza genera 1,5 euros para satisfacerlo. 2013 finalizó con un 4 por ciento más de pernoctaciones (1,9 por ciento más de la media). En enero y febrero de este año, las pernoctaciones han aumentado un 7,2 por ciento. En el primer trimestre, según datos de la EPA, hubo un 3 por ciento más de empleo neto creado y un 4,5 por ciento más de afiliados a la Seguridad Social.

  • 1