Economía

La Junta abre la vía judicial ante la actitud de Astilleros

El consejero de Innovación, Martín Soler, advierte de que «se le ha agotado la paciencia»

el 19 nov 2009 / 22:57 h.

El tira y afloja que mantiene el propietario de Astilleros de Huelva y Astilleros de Sevilla empieza a cansar a la Junta. El consejero de Innovación, Martín Soler, advirtió ayer a la empresa de que a la Administración "se le ha agotado la paciencia" y anunció el desarrollo de "acciones internas y judiciales" encaminadas a crear una sociedad que haga "rentable" la empresa y a salvar los activos "que puedan salvarse".

Fuentes de su departamento precisaron que, ante el posicionamiento de la compañía, se está trabajando "intensamente" con todos los agentes -armadores contratistas de los buques, inversores potenciales, entidades financieras, Pymar y sindicatos- cuestiones jurídicas y técnicas con objeto de introducir "modificaciones" en la hoja de ruta diseñada por la Administración y poder ejecutar así un plan B.

No obstante, la Junta no cuenta con margen de maniobra para conseguir su principal reclamación, que pasa por que Astilleros de Huelva renuncie a su licencia para construir barcos de más de 100 toneladas CGT (es decir, en torno a 28 metros), y se quede con el negocio de reparación y mantenimiento y la construcción de buques pequeños. La licencia la otorga el Ministerio de Industria, bajo el control de Bruselas, explican fuentes sindicales, de manera que sólo cabe la entrega por parte del armador.

Soler manifestó su "sorpresa" ante la actitud del empresario, que no apoya esa hoja de ruta, y señaló que pondrá en marcha esa plan con el objetivo de defender a la plantilla y hacer viables los astilleros. "Queremos impedir que se llegue al concurso de acreedores, que es lo que pretende el empresario de una manera irresponsable y que llevaría a una situación de mayor complejidad jurídica y administrativa", recalcó el titular de Innovación, quien apostó por contar con una "situación intermedia que permita en poco tiempo poder salvar el astillero".

Dos de las partes implicadas directamente en el proceso por los efectos que conlleva -de actividad y laborales-, industria auxiliar y sindicatos, coincidieron en evaluar como una posibilidad factible que la Administración tome la vía legal para acelerar el desenlace frente a la postura del armador. Fuentes de ambos colectivos precisaron que no se puede demorar la solución.

El consejero avanzó que las acciones conjuntas entre la Administración regional y el Gobierno central en materia de avales -y que ofrece Pymar, uno de los principales acreedores del armador- se concretarán en "iniciativas empresariales con nuevos empresarios". Asimismo, subrayó el "grave momento" por el que está pasando la compañía con "dificultades financieras", producto de la "nefasta gestión por parte de los actuales empresarios".

Martín Soler explicó que ya existen empresarios del sector que intentarán "de común acuerdo" con la Junta reflotar el astillero de Sevilla, "claramente viable", y el de Huelva, con su reconversión de actividad.

Además, este último contará con un plan de diversificación para el que la Administración ya ha captado cinco empresas de sectores como biotecnología, energías renovables y logística portuaria para mantener "el mayor número posible de empleos".

  • 1