sábado, 23 marzo 2019
09:13
, última actualización
Local

La Junta acelera el plan de empleo para aplicarlo antes del verano

El titular de Economía diseñará el viernes el reparto de los 200 millones para la reforma de viviendas, colegios y reforestación

el 08 may 2012 / 12:27 h.

TAGS:

El primer Consejo de Gobierno de la coalición PSOE-IU aportó ayer más filosofía que política, más discurso de intenciones que gestión. La primera reunión formal del nuevo gabinete no abordó qué partidas del Presupuesto autonómico se verán más tocadas con el recorte previsto de 2.700 millones. Las medidas aprobadas por el Gobierno central obligarán a la Junta a reducir el gasto en sanidad, educación y servicios sociales (entre otros). Desde el sector sanitario y educativo ya se apremia al nuevo gobierno andaluz a explicar el impacto que tendrán esos recortes y en qué áreas tendrá más repercusión, pero la consejera de Presidencia, Susana Díaz, volvió a insistir en que ese delicado tema aún está bajo análisis. Lo más concreto que salió ayer del Consejo de Gobierno fue el anuncio de la comisión delegada de Asuntos Económicos, que el consejero de Economía, Antonio Ávila, ha adelantado al próximo viernes para abordar el diseño del plan de choque para la creación de empleo.

El plan, dotado de 200 millones, fue anunciado por Griñán en su discurso de investidura. Es una estrategia para reactivar el empleo en los sectores más paralizados de la economía, sobre todo la construcción. Tiene tres vertientes: la reforma de los colegios, la rehabilitación de viviendas y la reforestación del campo. El proyecto de rehabilitación de instalaciones educativas es la continuación del Plan de Oportunidades laborales de Andalucía (OLA), anunciado por Griñán en el último debate autonómico y dotado con 200 millones, de los que por ahora (al 35% de su ejecución) se han gastado más de 64, según fuentes de Educación. Los otros dos vértices del plan de choque para el empleo son aportaciones de IU -pertenecen a la negociación previa a la formación de gobierno- y se suman al plan OLA. A la reunión del viernes Ávila ha convocado a los otros consejeros implicados: Fomento y Vivienda (Elena Cortés), Educación (Mar Moreno) y Agricultura (Luis Planas). Los 200 millones se repartirán entre las tres carteras, pero esto aún no está decidido. La Junta tampoco ha calculado el número de puestos de trabajo que se crearán, pero sí adelanta que todas las iniciativas que se aprueben se pondrán en marcha antes del verano.

La estrategia básica del plan de empleo consiste en derivar el excedente de obreros de la construcción que se quedó en paro cuando pinchó la burbuja inmobiliaria hacia estos tres nichos de mercado: la reformas de viviendas, de colegios y el saneamiento de los bosques. "Disponemos de cuatro años, pero no vamos a perder ni un minuto", dijo ayer Díaz, insistiendo en que en "los primeros cien días" las medidas estarán "comprometidas con el empleo y se traducirán en ofertas estables y para los andaluces".

La Junta tampoco trató ayer el recurso ante el Constitucional contra el decreto de Sanidad de Rajoy. La impugnación de estas medidas de recortes se anunció la semana pasada estando aún en funciones el ejecutivo de Griñán. Díaz explicó que los primeros movimientos de la Junta se centrarán en buscar el diálogo con el Gobierno y remarcar su "lealtad institucional". También se quejó de "no recibir del Gobierno el trato que merece Andalucía".

El presidente del PP-A, Javier Arenas, aseguró que su grupo presentará en el Parlamento tres iniciativas sobre empleo y gasto social, y reclamó al gobierno que presente "nuevos programas de empleo" en vez de intentar "dar gato por liebre" retomando "programas que llevan mucho tiempo fracasando".

IU gestiona el 25% del PIB del gobierno

El coordinador provincial de IU en Málaga y nuevo portavoz de la coalición en el Parlamento, José Antonio Castro, explicó ayer que las tres consejerías que gestiona su formación dentro del gobierno andaluz “aglutinan el 25% del Producto Interior Bruto (PIB) regional, un cuarto de la economía de nuestra tierra”, dijo. Esto, añadió, “no es baladí y deposita una responsabilidad y confianza de peso en nuestra fuerza política”.
Castro, que formalizará hoy su cargo como portavoz de IU en el Parlamento, trasladó la “satisfacción” de la formación por la composición del nuevo Consejo de Gobierno autonómico, así como por la elección del malagueño Rafael Rodríguez como responsable de Turismo y Comercio.

El dirigente de IU incidió en el reto que tienen y que pasa por la implementación y desarrollo de la Ley de Turismo, una de las últimas que se aprobó en la legislatura pasada, con la elaboración de los reglamentos que derivan de la misma.
Esta norma, destacó, “busca la sostenibilidad de nuestra industria turística, una sostenibilidad como generadora de riqueza y de empleo”.

El grupo parlamentario de IU abordará hoy la  posibilidad de sancionar al parlamentario por Sevilla y líder  nacional del CUT-BAI, Juan Manuel Sánchez Gordillo, por romper la  disciplina de voto durante la sesión de investidura del socialista  José Antonio Griñán como presidente. Gordillo se negó a  participar en la votación argumentando que no podía votar a su  candidato, lo que convertía su voto en nulo. Castro dijo que hoy repartería las funciones del grupo parlamentario sin contar con Gordillo, que se ha declarado insumido al pacto.

  • 1