Local

La Junta acusa al TSJA de infringir la Constitución para anular Ciudadanía

La Junta ha recurrido la sentencia del TSJA contra Ciudadanía en los mismos términos que usaron los jueces para tachar la materia de ideológica y anular sus contenidos: El recurso califica el fallo de "subjetivo" y acusa a los jueces de haber infringido siete artículos de la Constitución y dos del Estatuto para hacer "un juicio no jurídico".

el 15 sep 2009 / 04:54 h.

TAGS:

La Junta ha recurrido la sentencia del TSJA contra Ciudadanía en los mismos términos que usaron los jueces para tachar la materia de ideológica y anular sus contenidos: El recurso califica el fallo de "subjetivo" y acusa a los jueces de haber infringido siete artículos de la Constitución y dos del Estatuto para hacer "un juicio no jurídico".

El Gobierno andaluz interpuso ayer ante el Tribunal Supremo un recurso de casación en contra de la resolución de la Sala Tercera del Tribunal Superior de Justicia Andaluza contra Educación para la Ciudadanía. En aquella sentencia, que se conoció la semana pasada, los magistrados anularon varios contenidos de la asignatura por considerar que "vulneraban la libertad religiosa e ideológica" de los padres de unos alumnos. Sin embargo, los jueces interpretaron que gran parte de la asignatura podía estar rebasando "el ejercicio de la enseñanza y transgrediendo la neutralidad ideológica". Y como se reconocían sin competencia jurídica para decidir si Ciudadanía era ilegal, ellos mismos elevaron al Supremo la consulta sobre la supuesta ilegalidad de la materia.

Al dar ese paso, el recurso viene a decir que los magistrados se situaron al margen de la legalidad y de la imparcialidad que se exige al Poder Judicial. La Junta les acusa de haber infringido siete artículos de la Constitución, dos del Estatuto de Autonomía y hasta ocho artículos sobre el procedimiento jurídico por haberse excedido en sus competencias. Además, les achaca haber vulnerado la Ley de Educación, los dos Reales Decretos que desarrollan los contenidos de la asignatura y la recomendación del Consejo de Europa sobre esos contenidos que debían incluirse en el temario.

Todo ello para concluir que los jueces han interpretado la ley de forma "puramente subjetiva" -"por desconocimiento, dicho con todo respeto", dice el recurso en dos ocasiones- con la única intención de acusar al Gobierno de querer "adoctrinar" a los niños de 14 años. A espera de que el Supremo resuelva este embrollo jurídico, lo único que se percibe con claridad es que Ciudadanía ha desatado un agrio cruce de pronunciamientos en el que jueces y políticos se acusan de traicionar la neutralidad ideológica.

Los argumentos principales del recurso de la Junta se basan en que los jueces se pierden en la "generalidad" y la "falta de concreción" y "no prueban la vulneración del derecho fundamental" que denuncian los padres. "Ni siquiera a estas alturas sabemos qué preceptos concretos y específicos del Real Decreto son los supuestamente ilegales y qué ha determinado la anulación de las concretas palabras señalada en la sentencia", reza el texto. Además, recuerdan que las expresiones sobre la diversidad de género que el tribunal ha suprimido de Ciudadanía "no se refieren a esta asignatura, sino a otras".

Pero, donde más se recrudece el recurso de la Junta es en el marco de la Constitución. El TSJA denunciaba que la asignatura había infringido el artículo 16 (libertad religiosa e ideológica), y el recurso les achaca que hayan defendido ese derecho fundamental como si fuera ajeno al resto de la Constitución. Cree vulnerado su primer artículo: "España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político".

En declaraciones a los periodistas, Manuel Chaves sostuvo que "el único que puede solventar, dilucidad y solucionar el problema es el Supremo". En la Junta, dijo, están "tranquilos".

  • 1