La Junta garantiza que anticipará el dinero de los planes de empleo

Indica que en el decreto del plan de empleo juvenil se adelantará un 75% de los fondos y en cuanto al decreto de inclusión social se resolverá igual que el pasado año.

el 17 jun 2014 / 18:35 h.

El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, junto a la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, hoy martes. / EFE El portavoz del Gobierno, Miguel Ángel Vázquez, junto a la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, hoy martes. / EFE El Partido Popular, que gobierna en 265 municipios andaluces, avanzó el lunes que sus alcaldes no ejecutarán, si no se les anticipan los fondos, dos de las medidas estrella de la Junta para la creación de empleo, el plan para jóvenes en paro y el decreto de inclusión social. Ambas iniciativas suman, según las estimaciones del Gobierno andaluz, 50.000 empleos para menores de 30 años y parados de larga duración. Ayer la réplica de la Junta fue durísima. Denunció un «boicot», un «dislate» y una estrategia política de confrontación «irresponsable» que, según el Ejecutivo autonómico, «juega con los sentimientos de los ciudadanos». En esos términos se expresó el portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez. La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, responsable del decreto de inclusión, que confía a los ayuntamientos andaluces 25.000 contratos con una duración de entre 15 días y tres meses, aseguró que los pagos se harán como con el decreto en vigor y aprobado hace un año. «El 99,6 de los ayuntamientos participaron», recordó la consejera, que aseguró que todos han cobrado ya por estas contrataciones. El presupuesto previsto es de 40 millones de euros. En el anterior plan, los ayuntamientos del PP también levantaron la voz pero finalmente ejecutaron estas medidas. La Junta, según explicó la consejera al término de la rueda de prensa del Consejo de Gobierno, fijó una forma de pago que garantizaba todo el dinero «de golpe y antes» para los 700 municipios andaluces de menos de 20.000 habitantes. Para los 72 restantes, capitales y grandes ciudades, se estableció un primer pago de un tercio del montante total al formalizar las contrataciones y los dos tercios restantes, hasta el cien por cien, «en un plazo entre 20 y 25 días». Para la Junta, que convocó a todos los alcaldes en varias reuniones antes de aprobar el decreto, esto no es un problema de tesorería o liquidez de los ayuntamientos sino una estrategia de confrontación política. Otra de las denuncias del PP es que ambos planes se solapan en el tiempo y fuerzan a los ayuntamientos a un desembolso económico que obligaría a dejar de pagar las nóminas de las plantillas municipales. La consejera del ramo también negó ayer esa afirmación.Aseguró que mientras que las contrataciones del plan de empleo joven ya se pueden realizar, las del plan contra la exclusión social cuentan con un plazo de nueve meses. El Gobierno andaluz también insistió en que en el caso del programa Emple@Joven, financiado con 173,9 millones de euros de fondos europeos, se anticipará el 75% del dinero a los ayuntamientos que se adhieran a la iniciativa para sacar el paro a unos 25.000 jóvenes entre 18 y 29 años. La secretaria general del PP-A, Dolores López Gabarro, anunció que los ayuntamientos del PP, que gobiernan al 65% de la población andaluza, se adherirán pero no ejecutarán estas medidas si no reciben los fondos por adelantado. Este bloqueo, dijo, será unánime. El portavoz del Gobierno andaluz aseguró que esa indicación política «no tiene ni pies ni cabeza» y cargó contra el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno Bonilla, a quien acusó de poner a sus alcaldes contra la Junta «para tapar su abatimiento y hundimiento» tras las europeas. Vázquez aseguró que ayuntamientos del PP como el de San Fernando (Cádiz) están publicitando el plan de empleo joven como si fuera del Gobierno de Mariano Rajoy. En realidad, los fondos proceden de la Unión Europea. Preguntados sobre si Junta y PP se van a sentar en una mesa para abordar este conflicto al margen de cruzarse acusaciones, Vázquez lamentó que la oposición no se haya dirigido al Gobierno andaluz y no haya tenido «ni la elegancia de pedir una reunión y plantearlo por los cauces institucionales».

  • 1