Local

La Junta analiza fórmulas para recolocar a una parte de los despedidos de Alestis

Airbus desecha la idea de dar trato prioritario a la mano de obra excedente.

el 11 dic 2012 / 21:46 h.

TAGS:

En medio del tira y afloja que protagonizan en el seno de la firma aeronáutica Alestis el grupo vasco Alcor, como accionista de referencia (42,15%), y el fabricante Airbus, como principal cliente (absorbe el 85% de su producción), se halla la plantilla, que asiste a este enfrentamiento a la espera de ver cómo se desbloquea la situación.

Todas las voces -incluida la de la Junta- coinciden en que la nómina de trabajadores está sobredimensionada respecto a la carga de trabajo después de haber asumido a exempleados procedentes de Delphi. De hecho, se ha presentado como parte del plan de reestructuración y viabilidad de la compañía un expediente de regulación (ERE) que implica 312 despidos en el grupo -120 de ellos de la factoría ubicada en Aerópolis, aseguran desde el sindicato CGT-.

Una representación del comité de empresa de Alestis Aerópolis acudió el lunes a la Agencia IDEA, accionista con un 19,9% del capital, donde les trasladaron que, aunque ahora sobra personal, en dos años se precisará más mano de obra, por lo que se tratará de avanzar en la "creación de una bolsa de trabajo para los empleados afectados por el ERE y en alcanzar un compromiso de recolocación para el mayor número posible de personas", reseñaron. Además, indicaron que incluso "Airbus, que en un último extremo no dejaría caer la compañía aunque se prefiere la entrada de un socio privado, podría barajar la recolocación de trabajadores mediante ETT en sus plantas andaluzas".

Desde Airbus se dejó claro, no obstante, que no están dispuestos a tomar "ningún atajo" y que, en el caso de que se abra un proceso de contratación cuando sea necesario, éste se realizará "estrictamente en función de los méritos y capacidades, con independencia de la procedencia" del trabajador, aseveraron las fuentes consultadas.

En la Administración andaluza no ha sentado nada bien que se haya aireado el contenido de esa reunión. Desde el departamento de Antonio Ávila se limitaron a señalar que la recolocación de trabajadores es una de las medidas por las que se aboga y que ya viene recogida en el plan social que acompaña la hoja de ruta de Alestis, de modo que se explicita en ese documento que la propia empresa hará esfuerzos para que el sector industrial asuma esa mano de obra excedente, ya sea en otras firmas auxiliares, contratistas principales e incluso en Airbus.

El paso más inminente ahora es que, al estar la compañía inmersa en un concurso de acreedores y haber presentado el 29 de noviembre el ERE, el juez cite a las partes en los próximos días -el plazo para hacerlo concluye pasado mañana- para que se abra el periodo de negociación durante un mes entre la empresa y la representación laboral.
Y hasta que no se empiecen a despejar las incógnitas del concurso y el ajuste laboral, sigue en el aire cómo y cuánto costará la salida de Alcor -en dinero y en carga de trabajo para Alestis- y quién ocupará su lugar.

  • 1