jueves, 21 febrero 2019
10:40
, última actualización
Local

La Junta anula la compra de dos millones de libros para Secundaria

Educación y el gremio de editores de libros de texto han iniciado conversaciones para empezar a implantar los libros digitales en las escuelas andaluzas.

el 20 may 2010 / 20:20 h.

TAGS:

La Consejería de Educación y el gremio de editores de libros de texto han iniciado conversaciones para empezar a implantar los libros digitales en las escuelas andaluzas con visos a ir sustituyendo paulatinamente los tradicionales manuales de papel. La Junta pretende digitalizar los contenidos didácticos de forma experimental en algunos colegios, previsiblemente el próximo curso, aunque por ahora no ha concretado cuántos centros participarán en la iniciativa. El proyecto de sustituir los manuales impresos por libros digitales o ebooks se ha presentado como un complemento al plan Escuela TIC 2.0, por el cual 288.000 alumnos de Primaria y ESO empezarán a trabajar el próximo curso con ultraportátiles personales y dentro de aulas con pizarras digitales.


Pero el consejero Francisco Álvarez de la Chica también enmarcó ayer esta iniciativa en la estrategia que ha iniciado la Junta para combatir el déficit público. El convenio entre Educación y el gremio de libreros, firmado en 2007, contemplaba que el próximo curso, en septiembre, la consejería pagaría la renovación de los libros de texto gratuitos tanto en Primaria como en Secundaria.

El lunes de la semana pasada, la consejería confirmó a los libreros que la renovación se aplicaría, como estaba previsto, en 1o y 2o de Primaria y en 1o y 3o de la ESO. Pero cuatro días después volvió a llamar para anunciarles que, debido a los ajustes en el presupuesto, sólo se renovarían los libros de Primaria, y renunciaban a comprar manuales nuevos en Secundaria. La Federación Andaluza de Libreros, firmante del acuerdo, asegura que los libros de la ESO ya estaban editados, ya que la patronal daba por hecho que la Junta cumpliría el convenio. Según sus cálculos, "dos millones de libros de texto se han quedado colgados" y consecuentemente, más de 200.000 estudiantes de ESO tendrán que volver a utilizar el próximo curso los libros usados que no se renueven.

De la Chica confirmó ayer en comisión parlamentaria que su departamento "está revisando el acuerdo con los libreros". "Se trata de un convenio de cuatro años que se firmó de buena fe con los libreros. Y queremos saber si es realmente necesario", dijo. El consejero se mostró convencido de que los libros electrónicos serán a la larga más económicos que los tradicionales libros de papel. "Es razonable pensar dónde podemos ahorrar sin tocar aspectos esenciales para la educación", reiteró el consejero. "Queremos experimentar para ver si sustituimos los libros de texto en papel por un ebook, donde el alumno podrá descargar todos los libros", añadió.El principal inconveniente ahora es el precio -los ebook cuestan de media unos 600 euros- y "la falta materiales curriculares digitalizados", según explicó ayer la consejería.

El convenio que Educación firmó con el gremio de editores, libreros y distribuidores sirvió para extender la gratuidad de libros de texto -mediante los cheque libros- a casi un millón de alumnos de entre 6 y 16 años. El plan de gratuidad es uno de los puntales del sistema escolar andaluz, con una inversión inicial de 345.8 millones de euros. Pero aquel acuerdo también sirvió para que esa gratuidad no mermara los ingresos del sector del libro, cuyas ventas cayeron un 6-7%. Por eso la consejería se comprometió en el convenio a adelantar un año la renovación de los libros y volver a comprar un gran lote el tercer año, y no el cuarto. El viceconsejero Sebastián Cano ha convocado hoy a los tres máximos representantes del gremio del libro, firmantes del acuerdo.

  • 1