sábado, 20 abril 2019
02:26
, última actualización

La Junta anuncia un plan para el retorno de jóvenes emigrantes por la crisis

La presidenta Susana Díaz incluye esta medida en el próximo Presupuesto, que asegura que tendrán el empleo como prioridad y blindarán servicios públicos «con 600 millones menos».

el 27 ago 2014 / 22:20 h.

Estará entre los anuncios que la presidenta de la Junta, Susana Díaz, llevará al debate sobre el estado de la comunidad en septiembre en el Parlamento. La Junta incluirá una partida en el Presupuesto de 2015 para hacer «retornar» el talento de los jóvenes que han salido de Andalucía por la crisis. Díaz defendió ayer en Almería que los jóvenes «más preparados» son los que tienen que «ayudar a levantar» Andalucía y «ponerla en el sitio que merece». «Son un talento en el que hemos invertido, formado y preparado», reivindicó. Desde 2011, la balanza migratoria andaluza se ha dado la vuelta y las estadísticas indican que los emigrantes se han incrementado en Andalucía un 30% desde que estalló la crisis. La mayoría son jóvenes entre 25 y 25 años en busca de su primer empleo. Otro informe del sindicato CCOO alertó de que se ha quintuplicado el número de jóvenes que deciden salir al extranjero. Ante estas cifras, Díaz adelantó este programa entre las novedades que incluirán las próximas cuentas autonómicas. Un Presupuesto difícil, según ya ha avanzado el Gobierno andaluz, pese a los síntomas de recuperación de la economía. El Ejecutivo autonómico insiste en denunciar que ha perdido 600 millones de euros por  «voluntad política» del Gobierno central. La negativa del gabinete de MarianoRajoy a relajar el déficit impuesto a las comunidades y la «cuestionable» liquidación de 2012 son los principales motivos, según denunció Díaz, de esta pérdida de ingresos desde el Estado. En este escenario, la presidenta volvió ayer a fijar como prioridad de las próximas cuentas la creación de empleo y el «blindaje» de la sanidad y la educación públicas. La dirigente socialista no valoró las negociaciones con IU y tampoco se refirió a la petición de sus socios de restablecer los derechos perdidos en las nóminas de los empleados sanitarios. Sí reafirmó su compromiso de devolver la paga extra a los funcionarios públicos. La presidenta andaluza se refirió a la reforma electoral que el Gobierno del PP ha puesto sobre la mesa. Díaz aseguró que le «parece una barbaridad cambiar las reglas del juego en el final del partido, eso es un síntoma de que lo que quiere hacer el Gobierno es una ley para que los alcaldes del PP no pierdan». SUSANA DÍAZ: "MALA PRESIDENTA SERÍA SI NO LEVANTARA LA VOZ EN ESPAÑA"«A este país le sobra la bronca, le sobra la crispación, lo que le hace falta es acuerdo y entendimiento. Ese diálogo y entendimiento tiene que ir dirigido a que la democracia se fortalezca», señaló Díaz, a la vez que se opuso a una reforma electoral «sacada adelante con el rodillo de la mayoría absoluta frente a la voluntad del resto, de todos los demás». Díaz recordó que le podría venir bien porque existen 56 ayuntamientos en Andalucía en los que ganó el PSOE y que en su mayoría son gobernados por el PP junto a IU, porque «hubo un punto de entendimiento entre dos fuerzas políticas ideológicamente muy distantes que fueron capaces de llegar a un acuerdo y la democracia funciona así». «Creo en el diálogo siempre, pero en el momento adecuado, y el momento no es ahora», zanjó. La presidenta también respondió a las críticas que recibe del PP-A por su papel en la política nacional. Defendió que es «la presidenta de casi nueve millones de ciudadanos; si no me escucharan en mi partido y no levantara la voz en España defendiendo los intereses de los andaluces dirían qué mala presidenta, que ni la escuchan en su casa ni fuera». Durante una visita a Terque (Almería), Díaz respondió así al presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno, que la ha acusado de intentar competir con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a la hora de hacer oposición al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. «Me sonrío cuando escucho a la derecha en general, en Andalucía y en España, quejarse por que yo dé mi opinión sobre temas nacionales», señaló. Reiteró que su compromiso es «con Andalucía» y que quiere cumplirlo, por lo que advirtió al PP que «no espere» que se quede callada y no defienda los intereses de Andalucía fuera y dentro de su partido, porque puede hacerlo. Sobre los escándalos de corrupción aseguró, preguntada por los cursos de formación, que lleva este año «abriendo puertas y ventanas con total transparencia» y subrayó que seguirá compareciendo en el Parlamento para explicar su gestión como hasta ahora. Díaz estuvo en Almería después de los socialistas de Carboneras hubieran pedido la apertura del hotel del Algarrobico y arremetido contra los planes de la Junta para la zona y volvió a anunciar que se pondrá en marcha un plan «de oportunidades» para el Levante, sin desvelar sus contenidos ni dar cifras.

  • 1