sábado, 23 marzo 2019
21:06
, última actualización
Economía

La Junta anuncia una bajada de los precios de la ITV

Dos de cada tres conductores andaluces se verá beneficiado por la reducción de tarifas. Habrá descuento del 10% por pasar la revisión en plazo, y descuentos extra para turismos de hasta 1.600 cc, ciclomotores de hasta 125 cc, vehículos industriales de menos de 3.500 kilos y vehículos agrícolas.

el 10 feb 2014 / 13:15 h.

TAGS:

  ITV Si su coche es un turismo de gasolina con un motor inferior a 1.600 centímetros cúbicos de potencia, sepa que a partir de finales de marzo o principios de abril pasar la ITV le costará un 22,2 por ciento menos; en concreto pagará 30,04 euros frente a los 38,62 que cuesta a día de hoy hacer la inspección obligatoria al vehículo. Pero si además le corresponde –por plazo– pasarla a partir de esas fechas, agregue un descuento extra del 10 por ciento, lo que le deja la factura en 27,04 euros (y supone una rebaja del 30 por ciento). La Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, de la que depende la empresa pública Veiasa, responsable de la gestión de las inspecciones técnicas de los vehículos (ITV), anunció ayer que ultima una orden para abaratar las tarifas en este servicio, una reducción de la que se beneficiará casi el 70 por ciento de los conductores andaluces y que se traducirá en un ahorro conjunto de 15 millones de euros, explicó el consejero del ramo, José Sánchez Maldonado. La bajada de tarifas se plantea desde una doble perspectiva. Por un lado, todo aquel conductor que cumpla con la obligación de pasar la ITV en el plazo que le corresponda se beneficiará de una reducción del precio del 10 por ciento. Un descuento al que algunos colectivos concretos podrán agregar importantes descuentos extra. Así, los turismos de menos de 1.600 cc y aquellos adaptados a personas con movilidad reducida verán rebajada sus tarifas, hasta los 30,04 euros en el caso de que sean gasolina y los 34,65 euros si son diésel, lo que se traduce en reducciones del 22,2 y 20,8 por ciento, respectivamente. También tendrán consideración especial los ciclomotores y motocicletas de hasta 125 cc, que pagarán un 36,3 por ciento menos que hasta ahora (es decir, 19,41 euros). Además, las pequeñas empresas también experimentarán un respiro, pues para ellas se contempla, siempre que tengan vehículos industriales inferiores a 3.500 kilos y de las clasificaciones 20 y 24, una reducción del 21,6 por ciento (36,92 euros), al igual que los vehículos agrícolas con rebajas del 17,3 y 32,4 por ciento según se trate de ITV fija o móvil, y para los que, además, se eliminará la tarifa de desplazamiento. La aplicación de las nuevas tarifas se producirá una vez que se apruebe la orden que ultima la Consejería de Economía, con lo que Andalucía –que junto a Asturias son las únicas comunidades que gestionan directamente a través de empresas públicas el servicio de inspecciones técnicas de vehículos–, se colocará así «a la cabeza del ranking de comunidades autónomas donde va a ser más barato pasar la ITV», destacó Sánchez Maldonado. COYUNTURA. Lo que pretende así la Junta, según el consejero, es abaratar a las familias y a las pequeñas empresas el mantenimiento del vehículo en tiempos de crisis, a la vez que se pretende aumentar el número de inspecciones con el gancho de estos incentivos sobre el precio, que se mueve en una horquilla del 10 al 45 por ciento, y que se sitúa en el rango de entre el 25 y el 45 por ciento para los colectivos ya citados. Se trata, abundó Maldonado, de demostrar que se puede prestar un servicio público de calidad a precios asequibles y de forma directa a los ciudadanos –frente a las actuales tendencias privatizadoras de los servicios públicos– y ello, sin mermar las cuentas de la empresa pública Veiasa, que dejará de ingresar 9,8 millones por esta medida, hasta alcanzar un volumen de negocio de 93,7 millones, según la estimación «conservadora» que recogen los presupuestos. Según detalló Vicente Fernández, secretario de Innovación, Industria y Energía, la reducción de tarifas se podrá hacer sin poner en riesgo a Veiasa, que la asumirá con cargo a una disminución de la rentabilidad, que pasará así del 26 al 18 por ciento. La Junta confía en que, con estos alicientes, se incentive la inspección de vehículos, en momentos en los que, como consecuencia de la crisis, se produce un envejecimiento creciente del parque móvil. De hecho, según los datos aportados por el consejero, el pasado mes de enero aumentó un 10,5 por ciento el número de inspecciones realizadas. En Andalucía hay 63 estaciones de ITV fijas, con 214 líneas de inspección, que suponen el 25 por ciento del total nacional.

  • 1