Local

La Junta apela a Zoido para que "invierta" en la Fábrica de Artillería

El consejero de Cultura, Luciano Alonso, asegura que tiene la esperanza de que el Ayuntamiento de Sevilla invierta para proteger este espacio, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

el 20 ago 2014 / 17:39 h.

TAGS:

fabrica-artilleria-portadaEl consejero de Cultura y Deporte, Luciano Alonso, ha pedido este miércoles al Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP), que "invierta" en la Real Fábrica de Artillería, edificada en 1782 y declarada Bien de Interés Cultural (BIC). En unas declaraciones a la Cadena SER recogidas por Europa Press, Alonso ha reaccionado así al contenido de la memoria técnica de un reciente contrato licitado para acometer obras urgentes en este complejo en el que el 80 por ciento de las dependencias interiores sufre desprendimientos, según dicho estudio. "Esperamos que el Ayuntamiento haga una inversión. Tengo la esperanza de que el Ayuntamiento, manteniendo la protección, invierta", ha dicho el consejero considerando que la antigua Fábrica de Artillería ha demostrado tener "las características para la denominación" de bien de interés cultural. Este complejo de naves, talleres y almacenes de 20.372 metros cuadrados de superficie, con fachada principal hacia la calle Eduardo Dato y de titularidad municipal, como es sabido, ha sido recientemente sometido a obras urgentes de conservación pero, al margen de las actuaciones eventuales, espera desde hace años un proyecto destinado a su restauración integral y completa. Fue el pasado mes de marzo cuando concluyeron las obras urgentes de conservación que la Gerencia de Urbanismo había encomendado por aquel entonces a la empresa Auxiliar de Obras Andaluzas S.A. Aquellos trabajos consistieron, básicamente, en la consolidación y resanado de las cubiertas y las fachadas del conjunto arquitectónico, que como reflejan diversos informes sufre no pocas deficiencias. SIGUEN LOS ESTUDIOS Poco tiempo después, la Gerencia de Urbanismo promovía un estudio para esclarecer en profundidad el estado de conservación de dos de las zonas más singulares y espectaculares del antiguo y emblemático complejo; la 'Catedral' con sus fundiciones vieja y nueva, y las naves de la 'máquina de sangre' con las armaduras de madera proyectadas por Tomás Botani entre 1778 y 1782. Este estudio se enmarca en las proyectadas actuaciones de conservación y restauración de las bóvedas y fachadas de las citadas dos fundiciones y las cubiertas y armaduras de las naves donde fue instalada la 'máquina de sangre' de la fundición. Ya la memoria técnica correspondiente a la contratación de este estudio, por cierto, mencionaba expresamente las "naves con estructura de madera", pues según dicho documento, "el estado de conservación de las estructuras aparenta ser mucho peor", señalando los técnicos, entre otros aspectos, "hongos, pudriciones, gemas y pérdida de material debido a la humedad". Posteriormente, el Ayuntamiento encomendó a la Gerencia de Urbanismo que acometiese nuevas obras de rehabilitación en el complejo y el pasado 8 de agosto, dicho departamento licitó, vía procedimiento negociado con publicidad, la contratación de "obras de conservación urgentes y actuaciones para la recuperación de espacios singulares u originales" en el recinto, contando tal aspecto con un presupuesto de 449.812 euros. PROBLEMAS DE CONSERVACIÓN Los nuevos trabajos de conservación, como bien refleja la memoria técnica del proyecto, recogida por Europa Press, se centrarán en "las fachadas interiores y cubierta del conjunto, así como la realización de la red de saneamiento necesaria para solventar los problemas puntuales que actualmente se producen en este edificio", contemplando además "actuaciones para la recuperación de los espacios singulares u originales" del complejo. Esta memoria técnica, entre otros aspectos, justifica la necesidad de actuar en las fachadas interiores del complejo porque "el 80 por ciento de las dependencias interiores" sufre "desprendimientos de revestimientos de paramentos, cornisas, o incluso de elementos de cubierta", pues "la gran cantidad de lluvias caídas ha provocado que el deterioro producido por la gran cantidad de agua que penetra en el interior agrave la situación de peligro a la mayor parte de la fabrica". Igualmente, la memoria técnica pone de manifiesto que aunque el estado de conservación de las cubiertas abovedadas que coronan algunos de los edificios es "aceptable", existe no obstante "riesgo de desprendimiento de material por descomposición del mortero y riesgo de filtraciones de agua de lluvia en diversas zonas".

  • 1