domingo, 17 marzo 2019
22:52
, última actualización
Local

La Junta se desvincula de la ayuda dada al Algarrobico y se la atribuye a Aznar

La consejera de Medio Ambiente, María Jesús Serrano, denunció que la subvención de 2,8 millones que recibió la constructora del hotel fue concedida por el Gobierno popular en 2002. (PDF adjunto)

el 13 ago 2014 / 18:01 h.

TAGS:

algarrobico (PDF. BOE del 2002 donde se detalla la subvención. Pág. 3) La denuncia que hizo el PP contra el Gobierno andaluz por haber otorgado una ayuda de 2,8 millones de euros a la constructora del macrohotel de la playa El Algarrobico se le ha vuelto en contra a los populares. La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, María Jesús Serrano, había anunciado que investigaría el origen de esa subvención, y ayer negó tajantemente que fuera la Junta quien subvencionó a la empresa Azata del Sol para construir el hotel del Algarrobico. El responsable de la ayuda, dijo Serrano con el BOE que lo notifica en la mano, fue el Gobierno de José María Aznar, en 2002. Serrano afirmó ayer en Córdoba que la subvención que recibió la promotora construido en Carboneras (Almería), en el parque natural de Cabo de Gata, está fechada el 6 de mayo de 2002, cuando Aznar era presidente del Gobierno y Rodrigo Rato ministro de Economía, dijo, mostrando la orden, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Dicha orden fue aprobada por la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos y permitió a un centenar de empresas recibir ayudas económicas, entre ellas, Azata del Sol, que recibió 2,8 millones para un proyecto de más de 28 millones. «Quiero que este punto quede meridianamente claro. Fue el Gobierno de Aznar el que aprobó subvencionar la construcción del Algarrobico», dijo la titular de Medio Ambiente, tras criticar la «doble vara de medir» del PP en este tema. La consejera contestó así al presidente del PP provincial de Almería y de la Diputación, Gabriel Amat, quien preguntó por qué «se le otorgó una subvención» a Azata del Sol para la construcción del Algarrobico «y luego se pide su demolición». Según Serrano, Amat «sabe mejor que nadie» que la subvención salió del Gobierno de España, y cree que sus palabras «pueden llevar a engaño» a los andaluces. Además, apuntó que el presidente del PP-A, Juan Manuel Moreno, aún «no ha dicho por qué opción se decanta», si por la apertura del hotel, como defiende Amat, o por su derribo. Serrano insistió en que, en el terreno institucional, las dos administraciones que quieren regenerar la zona por la vía de la demolición del hotel son la Junta y el Gobierno central, y recordó que los dos últimos titulares del Ministerio de Medio Ambiente del PP han «ratificado» la idea de «hacer realidad la demolición cuando haya seguridad jurídica». La consejera instó a Moreno a posicionarse a favor «de lo que piensa su ministra, de lo que piensa la Junta, de lo que la Ley de Costas marca y de lo que el sentido común ambiental también impone», en vez de «criticar a la Junta». El próximo 12 de septiembre se formalizará el derecho de retracto por el que las parcelas del paraje del Algarrobico pasarán a ser patrimonio público andaluz mediante los 2,3 millones depositados en 2006. En aquel momento la Junta anunció que ejercería ese derecho, decisión que fue objeto de tres recursos por parte de el Ayuntamiento de Carboneras, Azata del Sol y Azata Patrimonio y que han ralentizado el proceso hasta ahora. Este dinero está depositado desde entonces en una cuenta, por lo que la decisión «no supondrá sustraer de ninguna manera el dinero a los andaluces de ninguna partida actual». La consejera no se pronunció sobre cuándo se producirá la demolición del hotel, puesto que la Junta está a la espera de que se resuelvan tres recursos pendientes. Serrano manifestó su respeto a las decisiones judiciales, pero indicó que los ciudadanos no entienden que haya 22 pronunciamientos judiciales, muchos de ellos «contradictorios». «Los tiempos no los manejamos nosotros, corresponde a los tribunales hacer su trabajo, pero vamos a pedir que sea lo antes posible para que cuanto antes tengamos esa seguridad jurídica que permita derribar el hotel», concluyó.

  • 1