Local

La Junta autoriza la reapertura del asador de Marbella

No obstante, sigue en curso el expediente administrativo por una falta muy grave, con una propuesta de sanción de 145.000 euros.

el 17 feb 2011 / 12:06 h.

TAGS:

La Consejería de Salud ha autorizado este jueves la reapertura del restaurante 'Asador de Guadalmina' de Marbella (Málaga), después de haber recibido un burofax de su propietario, José Eugenio Arias, en el que comunicaba su intención de acatar la reforma de la Ley Antitabaco, y después de comprobar en el propio establecimiento que, efectivamente, se cumple la normativa.

Desde la Delegación Provincial de Salud de la Junta han recordado en un comunicado que la medida del cierre del establecimiento, cuyo auto se dictó hace una semana, era cautelar para evitar que se siguiera incumpliendo la ley, por lo que, tras comunicar el propietario su intención de deponer su actitud, "ya no existen motivos para mantener esta clausura".

La Delegación Provincial de Salud dictó el pasado 10 de febrero el acta de cierre provisional del Asador Guadalmina por no cumplir la Ley Antitabaco, que, finalmente, fue acatada ese mismo día por el empresario hostelero, no sin antes mostrar una evidente actitud de rebeldía.

De hecho, aclaró que cerraba porque no podía impedir el acceso al establecimiento de la Policía Judicial, ya que, de lo contrario, le detendrían. "No me importa estar en el calabozo, pero por mi mujer y mis tres hijos no voy a poner resistencia ante las fuerzas del orden porque mañana la fuerza la pondré yo", manifestó entonces.

Arias, el primer empresario de España que declaró que no cumpliría la prohibición de fumar tras la entrada en vigor de la Ley Antitabaco el pasado 2 de enero, llegó a anunciar, además, que seguiría "peleando" y que procedería, incluso, "judicialmente" contra la Junta de Andalucía y la consejera de Salud, María Jesús Montero.

SANCIÓN

Con independencia de la reapertura del restaurante, el expediente administrativo de la Delegación Provincial de Salud por una falta muy grave, al obviar de manera reiterada el requerimiento de la autoridad sanitaria, con una propuesta de sanción de 145.000 euros, sigue su curso y, actualmente, se encuentra en periodo de alegaciones.

Concretamente, los hechos han supuesto el incumplimiento del artículo 35 C.4 de la Ley 14/1986 de 25 de abril General de Sanidad, según el cual se considera infracción muy grave "el incumplimiento reiterado de los requerimientos específicos que formulen las autoridades sanitarias".

  • 1