Local

La Junta busca empuje privado ante una inversión que cae el 7%

"Complejo y difícil". Así es, según la consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, el Presupuesto para 2010. La inversión directa de la Junta caerá  un 6,8%, alcanzando los 7.112,9 millones. Para paliar la caída, se acudirá a la cofinanciación público-privada.

el 27 oct 2009 / 21:38 h.

TAGS:

"Complejo y difícil". Así es, según la consejera de Economía, Carmen Martínez Aguayo, el Presupuesto para 2010 que ayer aprobó el Gobierno y el viernes llegará al Parlamento. La inversión directa de la Junta caerá en 2010 un 6,8%, alcanzando los 7.112,9 millones. Para paliar la caída, el Gobierno acudirá a la cofinanciación público-privada de obras públicas. El gasto social crecerá el 2,3%. La educación, el empleo, el I+D, la dependencia y la sanidad son partidas a salvo. El resto de políticas decrecerán un 12,2%.

La Junta ha acudido al empuje del sector privado para que el freno inversor no paralice infraestructuras programadas. Entre las obras en el aire, pendientes de la financiación de bancos y constructoras, están los tranvías del Aljarafe (cuyo presupuesto estimado ronda los 264 millones) y la conexión Alcalá-Dos Hermanas (45,36 millones). Proyectos clave para el área metropolitana de Sevilla que afectan a más de millón y medio de habitantes. Ambos se encuentran estancados pese a la presión de los alcaldes afectados, la mayoría del PSOE. Y también a pesar de que la Junta aprobó en febrero 140 millones para agilizar estos transportes.

La consejera de Economía explicó que se están ultimando varias fórmulas de colaboración con las constructoras y el sector financiero para movilizar 257 millones en 2010 en toda Andalucía. La cifra podría elevarse a 6.260 millones hasta 2020. El Banco Europeo de Inversiones y otros bancos extranjeros, abundó Martínez Aguayo, han mostrado "un gran interés". Los convenios de financiación, admitió la Junta, aún no se han firmado aunque han existido conversaciones previas. Se acudirá a diferentes fórmulas de colaboración como la concesión, el peaje en sombra, el método alemán o sociedades de riesgo compartido. Para cada proyecto se concretará una vía.

En cualquier caso se trata de que el sector privado y los bancos adelanten el dinero, que después irá abonando la Junta "religiosamente". Agotado el margen de maniobra para el endeudamiento, esta es una fórmula de pago a plazos que permite al Gobierno no frenar inversiones, aunque la devolución de este dinero no está exenta del pago de intereses e hipotecará cuentas venideras.

El Gobierno andaluz manejó una amplia lista de obras y tanteó cuáles despertaban más interés en el sector privado: el metro de Granada, los centros de mercancías de Antequera, Granada y Córdoba; las áreas logísticas de Huelva, Almería y Algeciras; puertos deportivos; obras de depuración de aguas o la Ciudad de la Justicia de Córdoba.

La Junta pondrá a disposición de las empresas 339 millones en fondos reembolsables. Se ampliarán programas de rescate de empresas afectadas por el cierre del grifo de la banca.

  • 1