martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Local

La Junta busca un anticipo de los fondos europeos

El plan de choque de la UE ante la crisis abre la puerta a cobrar anticipos en 2009 y 2010 de los fondos programados hasta 2013. Si juega esta carta, la Junta ganará oxígeno concentrando parte de las ayudas en plena depresión. Los expertos se preguntan cómo Andalucía va a afrontar el fin de los fondos "golpeada" por la crisis.

el 15 sep 2009 / 21:06 h.

TAGS:

El plan de choque de la UE ante la crisis abre la puerta a cobrar anticipos en 2009 y 2010 de los fondos programados hasta 2013. Si juega esta carta, la Junta ganará oxígeno concentrando parte de las ayudas en plena depresión. Los expertos se preguntan cómo Andalucía va a afrontar el fin de los fondos "golpeada" por la crisis.

El plan anticrisis de la UE incluye medidas para agilizar la aplicación de los fondos estructurales y de cohesión para el periodo 2007-2013. Andalucía tiene asignados unos 25.000 millones de euros (15.000 estructurales). La Comisión Europea trabaja en la modificación de su reglamento para que sea más fácil certificar los proyectos que se hacen con estos fondos y para acceder a la prefinanciación de entre el 2 y el 4% de obras con programación plurianual con cargo a fondos estructurales. Supondrían al menos 600 millones de anticipo.

El objetivo es concentrar las inversiones en la que se augura será la peor etapa de la crisis. La Comisión Europea remitió una carta al Estado español (con fecha de 3 de diciembre) en la que concede una prórroga hasta junio para justificar los gastos del periodo 2000-2006, confirmó a este periódico el director general de Fondo Europeos de la Consejería de Economía, Antonio Valverde. La fecha tope era el 31 de diciembre, justo dos años desde la extinción del programa. El objetivo es que se ejecuten al máximo los fondos para no perder dinero.

La Junta es prudente porque aún Bruselas no ha definido cuánto se va a poder adelantar ni con qué condiciones, pero ve una puerta que se abre para animar la inversión pública. En el Presupuesto andaluz de 2009 el peso de los fondos europeos ha crecido, de forma tímida, por vez primera en años. El 17,9% de los 7.634,8 millones de euros que la Junta invertirá el próximo año proviene de ayudas europeas. Fue el 17,5% en 2008. Muy lejos del 34,3% de 1996. Es además el peso que Economía estima que tienen los fondos en sus planes de choque. De cada 100 euros que gasta la Junta contra la crisis, 18 llegan de Bruselas.

El director general de Fondos Europeos admite que estas ayudas son "determinantes" y además se dirigen a sectores clave como el empleo y el apoyo a las empresas. "Son un valor seguro en un contexto en el que otros ingresos han disminuido de forma drástica", apostilla. La recaudación por tributos por compra-venta de viviendas caerá hasta un 41%.

En esta coyuntura cobra una dimesión especial la negociación del último paquete de ayudas, en diciembre de 2005. En un contexto en el que España perdió entre un 20 y un 48% de fondos europeos, Andalucía obtuvo un 5% más, contra los pronósticos de la oposición.

Sin solidaridad. Si las previsiones se cumplen y la crisis no obliga a replantear el modelo, Andalucía dejará de recibir ayudas de la UE en 2013 (superado el 75% de la renta media europea). Por delante quedan cinco años clave para "asentar el crecimiento de la economía andaluza y mejorar la productividad y competitividad", señala Fernando Faces, Doctor en Ciencias Económicas y profesor del Instituto Internacional San Telmo. "La crisis altera todo el escenario. Tenemos dos problemas, dejarán de recibirse ayudas de la UE y la economía andaluza estará fuertemente golpeada", agrega. "Si no acertamos en este escenario con las políticas públicas, lo ganado en convergencia podríamos perderlo", asegura el experto.

¿Podría Andalucía volver atrás y seguir siendo región Objetivo 1? "Ese riesgo existe si la crisis nos afecta más que al resto y la velocidad de destrucción de empleo en España no existe en Alemania", contesta Faces. Para el director general de Fondo Europeos, "con la dinámica actual por mucho que haya crisis tendría que ser un desastre absoluto. A mayor o menor ritmo convergemos". El presidente del Observatorio Económico de Andalucía, Joaquín Aurioles, asegura que los últimos datos sobre convergencia ponen de manifiesto que "las cosas podrían haberse hecho mucho mejor. Hemos recibido tanto dinero que el diferencial de crecimiento debería haber sido mucho mejor con respecto a España y Europa". Y añade: "Las ayudas han hecho que Andalucía tenga un sector público muy fuerte y un sector privado a la sombra". Con todo, los expertos coinciden en ver el fin de las ayudas como una oportunidad. El investigador del Centro de Estudios Andaluces José Manuel Echevarren apostilla: "Permitirá a Andalucía huir de la cultura del lamento".

  • 1