lunes, 18 febrero 2019
07:37
, última actualización
Local

La Junta compromete actuar en las Casitas Bajas de Amate en peor estado

Los vecinos de la zona suspenden las movilizaciones previstas.

el 04 jun 2010 / 14:24 h.

Los vecinos de la barriada sevillana de Amate que recientemente decidieron en asamblea una movilización ciudadana por el estado en el que se encuentran los inmuebles de las Casitas Bajas, zona incluida en el conjunto residencial de Santa Teresa, han suspendido este acto de protesta ante la fijación de nuevas reuniones y el compromiso de la administración autonómica de actuar en los inmuebles que se encuentran en peor estado.

El presidente de la asociación de vecinos de Santa Teresa, Amate y Regiones Devastadas, Francisco Ledesma, indicó a Europa Press que este compromiso comprendería la actuación en las viviendas propiedad de la Junta, y en la que sus ocupantes residen en régimen de alquiler, así como en los tres inmuebles propiedad de vecinos y en peor estado de conservación.

La actuación se encontraría a expensas de encontrar un lugar para el realojo de estos vecinos, según Ledesma, que también señaló que para el próximo 8 de junio los vecinos mantendrán una reunión en la Iglesia de la Candelaria con representantes municipales de Urbanismo y del Distrito Cerro-Amate para clarificar los términos de actuación en las viviendas y respecto al Plan de Barrios.

Asimismo, para el próximo 10 de junio está previsto un encuentro en el que ya intervendría la delegada de Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, “y donde ya nos dirán de manera definitiva qué y cómo se va a hacer”.

La idea de la movilización es la de hacer una manifestación “pacífica” y sin causar molestias al tráfico rodado desde la Plaza de las Moradas hasta la sede del Distrito Cerro-Amate, en Rochelambert, dado que, dicen, a pesar de haber empezado a recibir las visitas de técnicos de la Consejería de Obras Públicas y Vivienda -con idea de dilucidar las necesidades de actuación en cada domicilio tras las denuncias vecinales a cuenta del mal estado de muchas de estas viviendas- “ni dicen nada ni hay movimiento real o reacción alguna”.

  • 1