Local

La Junta cree que la decisión de la Justicia sueca es un 'avance y un paso más'

El Gobierno andaluz considera que la decisión adoptada por la Justicia sueca de admitir su petición de embargar a Boliden 141 millones de euros por el vertido de Aznalcollar (Sevilla) supone un "avance y un paso más" en la idea de cobrar por los daños causados por este desastre medioambiental.

el 15 sep 2009 / 17:14 h.

TAGS:

El Gobierno andaluz considera que la decisión adoptada por la Justicia sueca de admitir su petición de embargar a Boliden 141 millones de euros por el vertido de Aznalcollar (Sevilla) supone un "avance y un paso más" en la idea de cobrar por los daños causados por este desastre medioambiental.

Según publica hoy el diario "Cinco Días", el Tribunal de Apelación de Suecia ha admitido la reclamación de la Junta de embargar en este país a la empresa minera Boliden unos 141 millones para afrontar los costes del vertido tóxico de Aznalcollar, ocurrido en abril de 1998.

En declaraciones a los periodistas, la consejera andaluza de Medio Ambiente, Cinta Castillo, que ha valorado la decisión judicial, ha recordado que la Junta es uno de los principales acreedores de la empresa sueca, a la que solicita unos 90 millones de euros en concepto de reparación ambiental por los daños causados en la cuenca del río Guadiamar y el entorno del Parque Nacional de Doñana.

"Es un paso positivo, pero de momento no supone ningún efecto práctico para la Junta porque solo es una admisión a trámite, pero se avanza en la idea de cobrar el daño causado", ha aseverado.

Castillo ha criticado el "largo y tedioso" procedimiento judicial, del que ha dicho que tiene "mucho artificio mercantil", aunque ha insistido en se trata de una "buena noticia" para la comunidad al haber escuchado la Justicia sueca las peticiones de la Junta de Andalucía.

La responsable de Medio Ambiente ha agregado que ahora lo que queda es esperar la decisiones finales y ha confiado en los plazos judiciales "se acorten" a raíz de la resolución del Tribunal de Apelación.

El vertido ha sido uno de los peores desastres ambientales de España y se produjo al reventar la balsa de residuos piríticos de la mina de Aznalcollar, lo que provocó el vertido de cinco millones de metros cúbicos de lodo con arsénico, cadmio, mercurio y otros metales pesados, que contaminaron el entorno natural de Doñana.

  • 1