Local

La Junta critica a los jueces por dar la custodia a un condenado por malos tratos

Dar la custodia de la niña a un padre condenado por maltrato a un año y nueve meses de cárcel porque la madre incumplió el régimen de visitas es "incomprensible". Así calificó ayer la consejera Micaela Navarro la polémica decisión judicial. A su juicio, le falta "sentido común".
> > El fiscal superior destaca que la Junta comunicara a la Fiscalía el caso

el 16 sep 2009 / 08:04 h.

TAGS:

Vídeo: VNEWS

Dar la custodia de la niña a un padre condenado por maltrato a un año y nueve meses de cárcel porque la madre incumplió el régimen de visitas es "incomprensible". Así calificó ayer la consejera Micaela Navarro la polémica decisión judicial. A su juicio, le falta "sentido común".

La titular de Igualdad y Bienestar Social de la Junta de Andalucía fue tajante ayer ante los periodistas al tildar de "incomprensible" la resolución emitida por un juzgado de la localidad sevillana de Dos Hermanas que ordena la retirada de la custodia de una niña a su madre por incumplir el régimen de visitas para entregársela a su ex pareja, sobre el que pesa una condena por malos tratos.

En los pasillos del Parlamento andaluz, Micaela Navarro indicó que, aunque se trata de "un hecho incomprensible para cualquiera que tenga un mínimo de sentido común", en este caso se trata de una resolución judicial que además "tiene que hacerse efectiva hoy [por ayer] mismo".

"Hay que tener en cuenta que se trata de una resolución judicial y como tal hay que acatarla, y hasta que no se produzca otro auto en contra la menor tiene que ser entregada a su padre por más que nos resulte bastante duro", lamentó Navarro.

La consejera afirmó que se han remitido a la Fiscalía "todos los informes pertinentes" relativos a este caso desde el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) y la dirección general de Violencia de Género para que se tengan en cuenta las circunstancias que se recogen en la Ley de Violencia de Género por las que, según recordó, un padre "puede ser suspendido en el régimen de visitas y mucho más cuando estamos hablando de la guarda o la tutela del menor".

María S., la madre de la pequeña de nueve años, ha estado inmersa en un laberinto judicial desde que en el año 2001 se divorciara e iniciara un procedimiento penal por los supuestos malos tratos que recibió de su ex pareja.

La Justicia le dio la razón, después de que el Tribunal Supremo haya confirmado la condena de un año y nueve meses por maltrato habitual impuesta al que fuera su marido por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Sevilla. Sin embargo, María fue condenada a prisión por dos juzgados sevillanos por incumplir el régimen de visitas, lo que provocó que el año pasado la Sección Segunda de lo Civil de la Audiencia le retirara la custodia en favor del padre, un mes antes de que otra Sala dictara la condena de malos tratos. Una sentencia que ella ha aportado con posterioridad, sin éxito, y con la que quiere reabrir su caso desde la sentencia del divorcio.

Ayer entregó a su hija de nueve años al padre en el punto de encuentro familiar de la Junta -sobre el hombre pesa una orden de alejamiento-, después de que, con la resolución de la Audiencia Provincial, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Dos Hermanas (donde la pareja residía en el momento del divorcio) ejecutase el fallo. A partir de ahora, María S. podrá ver a su hija dos días a la semana y los fines de semanas alternos, además de compartir las vacaciones con el padre.

María incluso intentó solicitar el amparo al Tribunal Constitucional para lograr que la primera condena (de un año de prisión) le fuera anulada, aunque su recurso ni siquiera fue admitido. Asegura que, además de los malos tratos recibidos por su marido, "está siendo maltratada por la Justicia".

  • 1