Local

La Junta dará becas de 400 euros al mes para recuperar a estudiantes

Griñán presentará en el Debate autonómico 3.000 de estas nuevas ayudas al estudio para jóvenes de 18 a 24 años parados

el 26 jun 2011 / 21:04 h.

TAGS:

Alumnos de un ciclo formativo de Formación Profesional asisten a una clase en el instituto Federico Mayor Zaragoza, de Sevilla. / daniel muñoz

El Gobierno andaluz implantará el próximo curso las segundas becas-salario, un sistema de ayudas al estudio con formato de sueldo mensual que busca amarrar o recuperar a los jóvenes a la escuela. La primera beca-salario que creó la Junta, vigente desde 2009, era de 600 euros al mes (6.000 por curso), y su objetivo era evitar el abandono escolar temprano. Es decir, se subvencionaba a los jóvenes con 16 años para que, al terminar la ESO, siguieran estudiando, bien en Bachillerato, bien en FP. Esta nueva beca, que anunció ayer en Jaén la consejera de Presidencia, Mar Moreno, será de 400 euros al mes, y su objetivo es reenganchar a los chicos de 18 a 24 años que ya dejaron la escuela antes de tiempo.

El Debate del Estado de la Comunidad se celebrará el miércoles en el Parlamento y Moreno quiso adelantar ayer una de las medidas estrella que presentará el presidente de la Junta: el lanzamiento de estas 3.000 becas para jóvenes desempleados que abandonaron los estudios. Muchos chavales que dejaron los libros para trabajar antes de la crisis se encontraron después en una situación complicada: sin formación y sin empleo. Pensando en ellos, la Junta lanzará, con vistas al próximo curso 2011-2012, una oferta de 3.000 becas de 400 euros al mes para reincorporarlos y terminar la ESO, el Bachillerato o la FP de Grado Medio.

La iniciativa se engloba dentro del programa Segunda Oportunidad Educativa, "pionero en España", ya que se trata de la primera vez que se subvenciona desde la Administración pública el regreso a la formación reglada. Se hará especial hincapié en la enseñanza on-line y con horarios flexibles para adaptarse a las necesidades de los alumnos. Los requisitos para acceder a las ayudas son tener entre 18 y 24 años, hallarse en situación de desempleo y con cargas familiares.

"Andalucía quiere recuperar el talento de estos jóvenes, ayudarlos a finalizar sus estudios y ofrecerles una segunda oportunidad", comentó ayer la consejera de Presidencia. Moreno presentó esta primera medida como un adelanto de las que propondrá pasado mañana el presidente del Gobierno autonómico, José Antonio Griñán, durante el Debate del Estado de la Comunidad.

El último debate autonómico de la legislatura será "particularmente importante", según la consejera, debido a la especial situación política y económica. "El presidente va a proponer una intensa acción de Gobierno para los próximos meses. No va a realizar un debate teórico ni de enfrentamiento político, sino de acción y respuestas concretas que los andaluces van a poder tocar", aseguró. "Habrá acciones para crear empleo, para fortalecer la recuperación de la economía, para apoyar a las familias andaluzas, para dar respuesta a nuevos problemas emergentes que plantea la ciudadanía", aseguró.

La consejera está segura de que "las propuestas del presidente Griñán no van a dejar indiferente a nadie, de muchas de ellas se va a hablar en los bares y en las calles, porque se va a mojar y mucho, como siempre hace, en este debate, que va a ser muy útil para Andalucía".

Tipo de becas. Educación gastará este curso más de 30 millones de euros en sufragar la llamada Beca 6.000, de la que han sido beneficiarios más de 5.000 alumnos. Las 3.000 becas anunciadas ayer supondrán un gasto anual de más de un millón de euros.La beca de los 600 euros mensuales es la ayuda al estudio de mayor cuantía del territorio nacional. Los 6.000 euros al año que recibe el alumno por mantenerse en la enseñanza postobligatoria es casi el doble de lo que obtendrán los beneficiarios de la nueva beca: 3.600 euros al año. Sin embargo, los dos tipos de subvención sirven para lo mismo: mitigar un elevadísimo porcentaje de abandono escolar temprano (37%) y acortar la tasa de fracaso de quienes dejan los estudios sin el título de graduado escolar (27%). La subvención está pensada para que los problemas económicos no obliguen a los jóvenes a dejar la escuela para buscar trabajo. Además del requisito económico (un umbral de renta muy bajo), están las condiciones académicas, que pasan por aprobar todo cada trimestre y asistir regularmente a clase. El año pasado, Educación becó en septiembre a 3.632 alumnos de 1o de Bachillerato y de ciclos de FP. El 98% completó el curso, pero sólo el 42% (1.525 estudiantes) aprobó todo y logró mantener el cobro de las ayudas hasta el final.

  • 1