Local

La Junta de Andalucía pide al Ayuntamiento que paralice el alicatado de la zapata de Triana

El consejero de Cultura afirma que aunque Turismo respaldara el mural cerámico, su departamento se opone

el 22 ago 2012 / 11:14 h.

TAGS:

Que la Consejería de Cultura era contraria a revestir el malecón de la calle Betis con un mural cerámico con el nombre de Triana rotulado ya se conocía, pero ayer el máximo responsable de este departamento, Luciano Alonso, dio un paso más y pidió al Ayuntamiento de Sevilla que paralice este proyecto y comience de nuevo, dando voz a sectores implicados como los vecinos o las asociaciones conservacionistas. Y es que, a su juicio, todo el procedimiento que ha seguido el Gobierno local con esta iniciativa está rodeado de "oscurantismo" y "falta de transparencia".

Luciano Alonso opinó ayer en rueda de prensa que una obra de estas características no se puede hacer de espaldas a la ciudadanía y consideró que el Consistorio debió permitir a la sociedad y al resto de administraciones la posibilidad de alegar, algo que no fue posible ya que, tal y como publicó ayer este periódico , la encomienda a la Gerencia de Urbanismo de la colocación del mural se aprobó por trámite de urgencia el 20 de abril de 2012, y se adjudicó a Cefoarte mediante un proceso negociado, sin concurso público abierto a todas las empresas, el 7 de mayo. Cabe recordar que esta firma encargó las baldosas a otra fábrica de Castellón, para posteriormente esmaltarlas y pintarlas aquí. "Si el Consistorio quería un mural cerámico en la zapata de Triana debería haberlo sacado a exposición pública para que la gente hubiera podido opinar. ¿Por qué tanta prisa y oscurantismo? ¿Por qué no se contó con los vecinos?", se preguntó el consejero de Cultura.Alonso dijo no entender "a qué venía esas urgencias del Ayuntamiento: ¿Era tan importante hacerlo a cinco días de las elecciones autonómicas?".

El proyecto del malecón cerámico fue presentado el 19 de marzo
por el Ayuntamiento al gerente del Plan Turístico de Sevilla, gerente también de Turismo de Andalucía -empresa adscrita a la Consejería de Turismo-, que dio el visto bueno a este proyecto. Preguntado por esta circunstancia, teniendo en cuenta que además en marzo Luciano Alonso era consejero de Turismo, el responsable autonómico señaló que "una consejería puede pensar una cosa, pero al margen Cultura tiene su opinión". "Y esta consejería no está de acuerdo", remarcó Alonso.

Por todo ello, reclamó al alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido (PP), que detenga todo el proceso y que el Ayuntamiento abra un procedimiento "trasparente y participativo".Este periódico contactó ayer con los servicios de prensa del Ayuntamiento, que informaron de que el Gobierno local no iba a comentar las declaraciones de Luciano Alonso.Aunque los azulejos están ya listos desde hace un mes para su colocación, el Consistorio aún no ha anunciado su decisión final, si bien su intención es seguir adelante con este proceso una vez que pase el verano. Para justificarlo cuenta con un informe favorable elaborado por el doctor en Bellas Artes y ceramista Alfonso Orce, tras la celebración de unas jornadas de reflexión sobre este proyecto tras las cuales declaró que percibía en la ciudad un "clima favorable" a la colocación del mural cerámico. También es cierto que a esa mesa redonda no invitó a los sectores más reacios a la idea de alicatar el malecón de la calle Betis, como la plataforma Salvemos Triana, con más de 4.000 miembros en Facebook.

Ayer precisamente uno de sus creadores de Salvemos Triana denunció en declaraciones a la Cadena Ser que "estamos ante una política de hechos consumados" puesto que el propio Gobierno ha reconocido que la colocación no puede frenarse, porque estaba adjudicada antes de que fuera incluso anunciada a la ciudadanía.En este foro se están proponiendo algunas posibles acciones de protesta. Hay quien ha planteado acudir a la zapata el día que comiencen las obras para impedir la colocación de las baldosas. Todo por defender la conservación de un elemento arquitectónico patrimonial del siglo XVIII, que defienden que posee valor por sí mismo, sin necesidad de decoraciones. De momento habrá que esperar y ver si la entrada de la Junta en este debate se queda en la mera petición o incorpora alguna medida más contundente.

  • 1