Local

La Junta deja solo al alcalde en su plan para la Fábrica de Artillería

Cultura descarta instalar allí el Archivo General de Andalucía y opta por levantar otro edificio que será "un hito arquitectónico"

el 09 nov 2009 / 20:55 h.

TAGS:

La antigua Fábrica de Artillería se quedará vacía a partir del próximo verano con la salida de Defensa.

Casi un año ha tardado la Junta de Andalucía en decidirse. Finalmente, tras muchas dilaciones, la Consejería de Cultura ha resuelto desligarse completamente del futuro de la antigua Fábrica de Artillería. Este inmenso edificio, de 20.064 metros cuadrados y declarado Bien de Interés Cultural, no albergará la sede del Archivo General de Andalucía, tal y como había anunciado el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, y venían negociando desde 2005 las administraciones local, autonómica y central.

El departamento que dirige Rosa Torres ha optado por buscar un solar en la ciudad -ya estudia varios- para levantar un nuevo edificio."El Archivo General de Andalucía es el único que alberga la historia de nuestra autonomía, por eso, tal y como están haciendo todas las comunidades, queremos hacer de esta institución un emblema que recoja las señas de identidad de nuestra tierra", explicó ayer a este periódico la directora general del Libro y del Patrimonio Bibliográfico y Documental de la Junta, Rafaela Valenzuela.

"En la consejería hemos optado por construir un nuevo inmueble, un hito arquitectónico vinculado a la contemporaneidad, ya que la nuestra es una administración joven y queremos que el futuro Archivo General esté vinculado al siglo XXI", añadió.Sin embargo, este nuevo "emblema" de la ciudad tendrá que esperar a tiempos mejores, ya que "nos encontramos en una situación de contención", según precisó la directora general, que espera dejar "sentadas las bases" de este proyecto en esta legislatura para comenzarlo en la siguiente, a partir de 2012. De momento, Cultura ya tiene redactado el plan de necesidades del futuro inmueble y en cuanto escoja "el suelo adecuado" se iniciarán los trámites para diseñar el proyecto.

Con estas declaraciones, el Ayuntamiento -propietario del bien- se queda con el Ministerio de Cultura como único socio para dar uso a este espacio y hacer frente a una restauración que requerirá decenas de millones. No obstante, éste último ya advirtió de que sólo correría con los gastos de rehabilitación de un tercio del edificio, la parte que necesitaría para trasladar allí el Archivo Histórico Provincial de Sevilla, al que los antiguos juzgados de la calle Almirante Apodaca se les han quedado pequeños.Valenzuela recuerda que la posibilidad del traslado del archivo estatal "sigue estando ahí", pero insiste que "el Archivo General debe ser un inmueble exento -sin otra construcción adosada- e identificado con Andalucía".


Así las cosas, el porvenir de esta joya patrimonial de 1782, ejemplo de arquitectura industrial sevillana, se divisa incierto, ya que la Subdelegación de Defensa, actualmente ubicada allí, abandonará estas instalaciones en verano, dejando sin uso un espacio ya de por sí deteriorado.


El anuncio de Valenzuela tiene al menos algo de positivo, ya que al fin todas las cartas están sobre la mesa. Si el Ministerio de Cultura mantiene el compromiso de su ex titular, César Antonio Molina, de restaurar un tercio del edificio, el Ayuntamiento tiene por delante una dura tarea: dotar de contenido cultural un espacio ubicado en una de las principales arterias de la ciudad, Eduardo Dato, y lo más difícil, encontrar una fuente de financiación para restaurarlo.

  • 1