La Junta dice que el equipo médico siguió el protocolo en Alcalá de Guadaíra en el caso de la intoxicación

Ha reiterado la máxima voluntad de colaboración de la Junta de Andalucía con la investigación judicial abierta.

el 15 dic 2013 / 18:35 h.

Un portavoz de la Consejería andaluza de Salud ha rehusado hoy pronunciarse sobre las causas de la muerte de tres personas en Alcalá de Guadaíra (Sevilla) mientras siga bajo secreto sumarial y ha dicho a Efe que el equipo médico actuó según el protocolo previsto.   El portavoz de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha pedido prudencia sobre este suceso, del que se desconocen el resultado de las autopsias a las víctimas y de los análisis toxicológicos de productos encontrados en el domicilio de los fallecidos.   También ha asegurado desconocer posibles quejas o denuncias sobre la cobertura sanitaria prestada a los tres fallecidos y a una cuarta joven que permanece ingresada en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla y ha reiterado la máxima voluntad de colaboración de la Junta de Andalucía con la investigación judicial abierta.   Según el comunicado divulgado ayer por esta Consejería, las cuatro personas implicadas en este suceso, un matrimonio y dos hijas, fueron atendidas en su domicilio por un equipo de urgencias, alertado por una posible intoxicación alimentaria mediante una llamada telefónica a las 2.55 horas del sábado desde el domicilio de la familia.   En este aviso se alertó de que los cuatro familiares padecían náuseas y vómitos y fueron atendidos por un Equipo Móvil del Dispositivo de Cuidados Críticos de Urgencias de Alcalá de Guadaíra, compuesto por un médico, un enfermero y un conductor que siguió el protocolo médico establecido en estos casos, según el portavoz de Salud.   A las 9.09 horas del sábado, el centro de urgencias atendió una nueva llamada desde el domicilio debido a un agravamiento de los síntomas y los médicos desplazados se encontraron a dos adultos en estado grave y a una niña de 14 años en parada cardiorrespiratoria.   Ante su estado médico, fueron trasladados al hospital de Valme donde, la mujer y el hombre murieron a las 17.15 horas y las 18.00 horas, respectivamente, mientras que la hija superviviente fue ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Virgen del Rocío, donde "evoluciona favorablemente" y ha sido trasladada a planta, según el parte medido conocido hoy.   Por su parte, el PP de Alcalá de Guadaíra, donde la corporación local ha decretado tres días de luto, ha trasladado su más sentido pésame a los familiares cercanos y amigos de las víctimas, y ha expresado hoy en un comunicado su apoyo al alcalde socialista de la localidad, Antonio Gutiérrez Limones.   El comunicado del PP ha señalado que desde que se produjo el trágico suceso, "las especulaciones no han parado de circular por toda la ciudad, llegando al insulto e incluso acusaciones muy graves hacia el gobierno local de Gutiérrez Limones".   Los populares han lanzado un mensaje a los ciudadanos "para que se frenen estas actitudes que están fuera de lugar en estos momentos" y han pedido que las investigaciones "sean las que determinen las causas de la tragedia, como no puede ser de otra manera".   La presidenta del PP alcalaíno, María Carmen Hornillo, ha declarado que "no es momento de especular ni de buscar culpables" sino "de saber las causas para evitar que se repita" y ha señalado que el trágico suceso "está fuera de la batalla política y que en estos momentos su sitio está al lado del gobierno".

  • 1