Local

La Junta dice sí a replantear la solidaridad sin recortarla

En 24 horas el vendaval de la financiación ha tornado en brisa. Tras las cena de los barones socialistas con Zapatero, Chaves ve más cerca el pacto con Cataluña. Andalucía está dispuesta a replantear la solidaridad pero no admitirá que se recorte. Ésa vía intermedia abre la puerta al pacto.

el 15 sep 2009 / 05:16 h.

TAGS:

En 24 horas el vendaval de la financiación ha tornado en brisa. Tras las cena de los barones socialistas con Zapatero, Chaves ve más cerca el pacto con Cataluña. Andalucía está dispuesta a replantear la solidaridad pero no admitirá que se recorte. Ésa vía intermedia abre la puerta al pacto.

El Gobierno andaluz saca pecho. Asegura que su propuesta de financiación puede ser el eje sobre el que fraguar un acuerdo para redefinir cómo repartir los ingresos del Estado entre las comunidades. Lo que defiende Andalucía gusta al Gobierno, también goza de la confianza de las comunidades que más tienen que perder si se recorta la solidaridad y lo que es más difícil, ha abierto una vía de encuentro con Cataluña.

Chaves auguró ayer, en un comunicado, que el acuerdo es posible si se enfoca la reforma de la financiación con "perspectiva constructiva". El Gobierno andaluz reconoce que el modelo necesita retoques que reduzcan "el abanico de diferencias que actualmente existe en la financiación per cápita de las distintas comunidades". Algo falla cuando hay autonomías que reciben más recursos por habitante que otras: Extremadura (que se beneficia más de la solidaridad) recibe per cápita 2.500 euros y Cataluña 1.900. Eso calma al catalán José Montilla, que avisa: los catalanes no pueden "aportar más y recibir menos".

El quid es cómo replantear el reparto de los recursos del Estado. Andalucía y Cataluña coinciden, con el beneplácito del vicepresidente Solbes, en que las comunidades tienen que ganar control sobre los impuestos: corresponsabilidad fiscal. El sistema actual deja en manos de las autonomías la recaudación del 33% de IRPF, el 35% de IVA y el 50% de Impuestos Especiales. Andalucía defiende que el reparto llegue 50%. Justo a medias con el Estado, que acepta ese tope y excluye el Impuesto de Sociedades.

Suficiencia. Las comunidades, como ahora, se nutrirían de esos impuestos. Después, para nivelar los ingresos entre todas, vendría el Fondo de Suficiencia, encargado de redistribuir los recursos entre las autonomías para garantizar que todas puedan prestar sus servicios con un nivel medio en el país. Éste es el fondo que Cataluña quiere recortar y para el que Andalucía plantea otra fórmula.

Hoy el Fondo de Suficiencia atiende cuatro bloques: salud, educación, sanidad y servicios comunes. El último es una especie de cajón de sastre que Cataluña pide excluir, restringiendo la solidaridad a los otros tres (que suman el 70% de los recursos). Andalucía admite ajustes pero no tolera que dejen de financiarse esas necesidades. Oferta que ese bloque de Servicios Comunes se detalle, distinguiendo las competencias de justicia o vivienda, explicó Chaves, "de manera que la garantía de igualdad alcance a todos los servicios públicos fundamentales". Otro fondo de convergencia regional, que jugaría el papel desempeñado por los fondos de la UE, completaría el modelo. Por ahí pasará el acuerdo.

  • 1