Local

La Junta "dignificará" a los gays represaliados

Será pionera con una indemnización de 1.800 euros.

el 24 jul 2010 / 19:57 h.

TAGS:

El matrimonio gay era inconcebible hace años.

La Junta de Andalucía prevé "dignificar" a los homosexuales que fueron encarcelados y sufrieron la represión del régimen franquista como consecuencia de la Ley de vagos y maleantes, que fue instaurada durante la Segunda República y derogada y sustituida en 1970 por la Ley sobre peligrosidad y rehabilitación social, que incluía penas de cárcel o ingreso en un manicomio para que este colectivo se "rehabilitara".

La de vagos y maleantes, que fue introducida en el Código Penal en 1933, fue modificada con posterioridad, concretamente el 15 de julio de 1954, para incluir a los homosexuales entre los "rufianes, proxenetas y mendigos profesionales", de manera que, en cumplimiento de la norma, debían ser internados en instituciones especiales y, en todo caso, separados de los demás.

Según explicó a Europa Press el comisario de Memoria Histórica de la Junta, Juan Gallo, está previsto que en breve esa "dignificación" sea publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), como también lo será en un corto espacio de tiempo el decreto de indemnizaciones para las mujeres andaluzas que fueron vejadas por ser republicanas o mujeres de republicanos, rapadas y obligadas a beber aceite de ricino, lo que convierte a Andalucía en la primera comunidad autónoma que les hace este reconocimiento, que prevé una ayuda única de 1.800 euros.

Asimismo, entre los objetivos a corto plazo que se ha marcado la Junta en materia de memoria histórica está la creación de una base de datos con los enclaves que pueden ser considerados como lugares de memoria. Gallo, que asistió esta semana a un homenaje a los casi 4.000 fusilados en la tapia del cementerio de San José de Granada, que adquirirá esta condición, explicó que podrán recibir esa declaración otros escenarios como el barranco de Víznar o el del Carrizal en Orgiva, en la provincia de Granada, o el kilómetro 4 de la antigua carretera de Carmona, en Sevilla, donde fue asesinado el padre de la patria andaluza, Blas Infante.

"Estamos trabajando en esa base de datos por ahora en la base legal, pero contaremos con las asociaciones de memoria histórica para elaborarla, porque siempre contamos con ellas y con todas las partes implicadas. De hecho en el caso de las mujeres que fueron vejadas durante la Guerra se les ha mandado el borrador del decreto para que hagan sus comentarios", explicó.

En cuanto a las exhumaciones previstas a medio y largo plazo, precisó que hay actuaciones programadas en Gerena (Sevilla), en Sierro (Almería), en el cementerio de Almería, y en Málaga, concretamente en Alora y Ronda, todas por petición de las familias.

  • 1