Economía

La Junta discrepa de la estadística de precios de la tierra del Ministerio

El Ministerio dice que un 9,3% y la Consejería, que el 19,3%. Se trata de la subida del precio de la tierra en Andalucía en 2007. Si es este último porcentaje, el encarecimiento sería el más elevado desde 1998 y obligaría a cambiar la estadística estatal.

el 15 sep 2009 / 07:55 h.

El Ministerio dice que un 9,3% y la Consejería, que el 19,3%. Se trata de la subida del precio de la tierra en Andalucía en 2007. Si es este último porcentaje, el encarecimiento sería el más elevado desde 1998 y obligaría a cambiar la estadística estatal, al ser Andalucía la que más pesa en su elaboración.

Hace apenas dos semanas, el Ministerio que dirige Elena Espinosa publicaba su encuesta anual sobre los precios de la tierra, que recoge tanto las cotizaciones medias como los valores para los principales cultivos. En ella establecía una revalorización de las fincas en el campo andaluz del 9,3% en 2007 respecto al ejercicio anterior, y del 6,4% en el conjunto del Estado. En cambio, un informe aportado por la propia Consejería de Agricultura y Pesca cifra el encarecimiento regional en el 19,3% (más del doble).

Si este último porcentaje es correcto, no sólo estaría hablando de una de las mayores subidas que se recuerdan en el agro andaluz, sino que obligaría a modificar la estadística nacional, por cuanto ésta se edifica sobre la ponderación de las enviadas por las distintas comunidades, siendo Andalucía la de mayor peso en el índice. Eso sí, cabría la posibilidad de una confusión en las tablas de datos del Ministerio (que ese 9,3% del que habla fuera el 19,3% y, en cambio, esta cifra sí hubiera servido de base al elaborar las cuentas).

En las series de datos facilitadas por el departamento del consejero Martín Soler afloran 22.445 euros como precio medio por hectárea en la agricultura andaluza, tras subir el 19,3% sobre 2006. En el caso de España, 11.070 euros, el 6,4% más, siendo éstos un valor y un porcentaje coincidentes con la encuesta estatal. El 19,3% andaluz sería el alza de más envergadura desde 1998, cuando fue del 20,1%, según el Ministerio.

En su informe, la Consejería señala por dos veces el espectacular encarecimiento de las fincas en la comunidad, por cuanto al mencionar de índice de precios -no tiene por qué coincidir necesariamente con el porcentaje de subida y establece su ejercicio base en 1997- informa de un incremento anual del 18,4%, frente al 6,4% arrojado para el conjunto del campo español.

Tras desagregar las cifras por provincias, se constata un fuerte aumento para la almeriense, con extremos del 94,2% (casi el doble) en el caso de las fincas de labor en secano (por ejemplo, parcelas para sembrar trigo) y del 63,7% en los pastizales.

La vitivinícola Cádiz se apunta una subida del 25,8% en los viñedos, y del 16,5% en los pastizales. En Granada los incrementos más elevados corresponden a los terrenos de secano (32,9%) y los destinados a frutos secos (30,5%).

En la agricultura cordobesa también el secano y los pastizales arrojan las principales alzas, si bien limitadas a un máximo del 17%. En la olivarera Jaén el mayor ímpetu fue el arrojado por la viña (15,3%) y los almendros (14,1%). Y en Málaga, el estancamiento fue la nota predominante, a excepción de los suelos para frutos secos, un 11,9% más caros.

Al llegar a Sevilla, disparidad . Aunque para las provincias el estudio de la Junta de Andalucía no calcula medias, del análisis de los distintos cultivos cabe colegir que la revalorización de la tierra estuvo el año pasado por debajo del promedio andaluz, por cuanto el máximo fue del 14,5% y siete décimas, el mínimo, con caídas, incluso, en los frutales de hueso asentados en regadío (por ejemplo, melocotones y nectarinas), del 0,4%, y del 0,1% en el viñedo.

Dentro del agro sevillano, las tierras más caras corresponden a las ocupadas por naranjos: 53.625 euros por hectárea, seguidas de las destinadas a frutales de hueso en regadío, con 41.497 euros. Lo más barato, los 8.063 euros que afloran en los pastizales, aunque también están entre los que más suben.

Pero sin duda es Almería la provincia andaluza donde los suelos agroganaderos son un tesoro. Así, hasta 154.882 euros cuesta la hectárea en regadío, siendo 136.800 el segundo valor más alto, aunque éste es para las plantaciones de productos tropicales (por ejemplo, las chirimoyas) en la provincia granadina.

  • 1