jueves, 21 marzo 2019
09:40
, última actualización

La Junta duplica este año las plazas para enfermos de alzhéimer

La Consejería para la Igualdad anuncia un aumento de los servicios coincidiendo con el Día Mundial de la enfermedad

el 21 sep 2009 / 20:27 h.

La Junta duplicará antes de final de año las plazas residenciales concertadas para enfermos de alzhéimer y demencia, con la creación de 1.170 que se sumarán a las 977 existentes. Frente a la actual convivencia de estos pacientes con mayores sin alzhéimer, las familias piden centros especializados.

Las estimaciones oficiales hablan de 60.000 enfermos de alzhéimer en Andalucía, aunque poco más de la mitad -35.729 personas- están diagnosticados. Y es que, aunque cada vez hay más información, los primeros síntomas se suelen confundir con "chocheos" propios de la edad o incluso estados depresivos, según relata la presidenta de la Federación de asociaciones de familiares de enfermos de alzhéimer en Andalucía (Feafa), María Pepa Rodríguez.

Las Consejerías de Igualdad y Salud gestionan conjuntamente el II Plan del Alzhéimer 2007-2010, con una inversión de 65 millones de euros, de los que este año se han destinado 681.000 euros a ayudas y programas de las asociaciones de familiares, algunas de las cuales gestionan residencias y centros de día con plazas concertadas.

La consejera de Igualdad, Micaela Navarro, -que ayer visitó junto a su colega de Salud, María Jesús Montero, la unidad de estancia diurna Ferrusola de Sevilla con motivo del Día Mundial del Alzhéimer-, anunció la creación antes de final de año de 1.170 nuevas plazas residenciales para estos enfermos, lo que supondrá una inversión de 4,5 millones de euros y duplicará las 977 existentes actualmente.

Desde Feafa, que gestiona el centro especializado Villa Maruja en San Fernando (Cádiz) -con 64 plazas concertadas-, reivindican centros específicos para estos enfermos como prevé la ley de dependencia. "Sus necesidades son totalmente distintas a las de los mayores sin demencia, requieren más personal porque precisan más cuidados y una vigilancia permanente", subraya la presidenta de Feafa.

No todas las familias deciden llevar a sus enfermos a centros. De hecho, el 90% vive con sus parientes. La Junta cuenta también con un servicio de teleasistencia con mil usuarios y la tarjeta +Cuidado que otorga facilidades de acceso a los servicios sanitarios a sus beneficiarios.
Actualmente, 10.495 familiares cuidadores -el 83% mujeres- poseen esta tarjeta, según Montero. Esta identificación les permite acompañar en todo momento al enfermo -incluso durante la realización de pruebas diagnósticas- para evitar episodios de desorientación; acceder a espacios reservados en urgencias; tienen un horario de visita flexible en caso de hospitalización y un teléfono directo en el que reciben información inmediata sobre su estado mientras esté ingresado; reciben material de apoyo para el cuidado a domicilio y planes personalizados para ello.

Familiares y expertos, a la espera de un fármaco que frene la enfermedad, destacan los beneficios de los cuidados paliativos y la estimulación cognitiva. En este sentido, el especialista en la Unidad de Memoria del Hospital Carlos Haya de Málaga, Tomás Ojea, alabó la progresiva implantación de estas unidades en Málaga, Sevilla y Granada. Pero la falta de diagnóstico es el principal problema pues "una bolsa importante de personas" con algún tipo de demencia ni siquiera acuden a las revisiones de su médico de cabecera, lo que impide que sean derivados a un especialista.

  • 1