sábado, 16 febrero 2019
20:02
, última actualización
Local

La Junta elude sus recortes en 2011 y el PP no dice qué haría

Aguayo exhibe su indignación por la filtración del plan de reequilibrio

el 22 jul 2010 / 19:32 h.

TAGS:

El presidente del PP andaluz, Javier Arenas, con el documento que enfrenta a PSOE y PP.

Fue un debate ardoroso pero po-co eficaz si el objetivo era fijar la posición de Andalucía ante el Presupuesto de 2011 y el próximo Consejo de Política Fiscal y Financiera. Ni la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, avanzó por dónde caminarán los recortes en el Presupuesto de 2011 ni el PP entró en el fondo y dijo qué haría para contener el déficit público como exige la UE.

Lo dijo al comienzo de su intervención -muy aplaudida en el PSOE-A-: "He pedido la comparecencia de hoy para ser dueña de mis palabras y de mis iniciativas". Fue el Gobierno quien, a la defensiva, pidió reabrir el Parlamento. Y es que Martínez Aguayo confesó que ha asistido desde "la perplejidad" a la ofensiva política diseñada por el PP a raíz del documento con el Plan de Reequilibrio que Andalucía presentó en el CPFF, aprobado el 15 de junio. Informe que incluye un capítulo en el que el Gobierno andaluz apunta que, "en función de las disponibilidades presupuestarias", retrasará la construcción de hospitales, la creación de nuevas plazas de guarderías, la contratación de profesores o la extensión de programas estrella como el del bilingüismo.

La consejera de Hacienda ni lo mencionó. No dijo cómo va a cuadrar sus números en el Presupuesto de 2011. "Los planes son siempre ejercicios de planificación de tres años, estimativos y provisionales", defendió. "No vamos a dar ni un paso atrás en políticas sociales", repitió, "lo haremos al ritmo que nos podamos permitir". Su tesis: "No se puede recortar lo que no existe, el Presupuesto de 2011 no existe, no se puede recortar, así de simple".

"Son planes trianuales, previsiones, pero en ese documento hay una voluntad política de recortes, hay recortes sociales y eso es verdad, no es una mentira del señor Arenas", replicó desde IU Pedro Vaquero.

La consejera se mostró muy molesta con que el PP haya desvelado el plan andaluz y acusó a los populares de haber traicionado "el fair play que existe entre las comunidades". Por eso no quiso repartir los papeles que acreditan qué harán las comunidades del PP, aunque sí dio pinceladas. Valencia, Murcia, Castilla y León y La Rioja, prevén incrementos en sus recaudaciones. Señal inequívoca de que anunciarán -en contra de lo que defiende Javier Arenas- subidas de impuestos. La más mentada fue Madrid y su presidenta Esperanza Aguirre, con recortes en becas, libros gratuitos o sanidad. "Dice usted señor Arenas en su web que está enamorado de Andalucía pero no, cuando se está enamorado se procura el bienestar de la otra persona [...] usted no deja de centrarse en su futuro, usted está enamorado del sillón del señor Griñán", dijo Martínez Aguayo.

La portavoz del PP, Esperanza Oña, describió un Gobierno "angustiado" que está "palpando por vez primera la soledad y la lejanía que se siente cuando el pueblo los critica". Acusó al presidente Griñán de haber "mentido" en la Cámara, al no mencionar esos recortes y cargó las tintas contra el portavoz socialista, Mario Jiménez, que llamó a Arenas "ladrón", acusándolo de haber hurtado el documento de marras. "Usted debería dimitir, no puede estar contenta con la gente que le rodea", le dijo a la consejera.
Los socialistas sorprendieron al dejar el debate en manos de José Caballos, portavoz de Hacienda, veterano en sus filas, y que sonreía al finalizar el pleno porque todavía se siente "en forma". Sorpresa sobre todo porque fue Jiménez quien había protagonizado, con un tono durísimo, el debate en la víspera.

Caballos se dirigió en todo momento a la "campeona de la transparencia", en alusión a Oña, cuyo Ayuntamiento, el de Fuengirola, ha ganado en el ranking de opacidad en el estudio de Transparencia Internacional-España. "¿Y usted habla de agenda oculta?". "Están en el oportunismo, en el regate en corto, confunden una final del Mundial con un partido en un patio de colegio y juegan como Holanda", dijo al PP. Aunque el mensaje más repetido iba dirigido mucho más a las filas socialistas que a las de la oposición: "El PP no va a ganar las elecciones, lean bien las encuestas".

  • 1