Local

La Junta empuja a las cajas para que pongan en alquiler su 'stock' de pisos

La Junta articulará fórmulas para que los bancos puedan liberarse del stock de pisos que acumulan. La solución que más convence a ambas partes es el alquiler con opción a compra. Salvar ese obstáculo es clave para que se abra el grifo del crédito a promotores y compradores y para que el Plan de Vivienda no caiga en saco roto.

el 16 sep 2009 / 03:14 h.

TAGS:

La Junta articulará fórmulas para que los bancos puedan liberarse del stock de pisos que acumulan. La solución que más convence a ambas partes es el alquiler con opción a compra. Salvar ese obstáculo es clave para que se abra el grifo del crédito a promotores y compradores y para que el Plan de Vivienda no caiga en saco roto.

Juan Espadas, consejero de Vivienda, lo repite constantemente: "El problema de financiación es el único escollo para que se cumplan los objetivos de VPO". El Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012 tiene un objetivo ambicioso: construir 132.000 pisos protegidos. El primer año se ha cumplido el reto de llegar a más de 14.000 calificaciones provisionales, pero una cosa es dar el visto bueno para empezar a construir y otra bien distinta es poder hacerlo. Muchos promotores se topan con un no rotundo de los bancos a la hora de pedir un crédito. A unas 40 promociones de VPO en Andalucía les han negado el préstamo aún contando con todos los permisos de la Consejería, y otras 130 siguen en estudio. En total, 4.686 casas.

Con estos problemas de liquidez ¿se podrá cumplir con las previsiones del plan? "Depende de muchos factores, pero el más importante es que las cajas y bancos puedan liberarse del stock de pisos", explicó a este periódico el director general de Vivienda, Rafael Pavón.

La gran cantidad de casas que acumulan en propiedad las entidades es el mayor obstáculo para que abran la mano al crédito. No hay datos oficiales del número de viviendas colgadas por la crisis en manos de los bancos, pero en total -contando con las privadas y las de las promotoras- se estima que hay unas 100.000 en toda Andalucía, la mayoría en la costa. Cajasol ya ha anunciado un portal inmobiliario para colocar más de 700 casas.

Para tratar de romper este círculo vicioso que entorpece las actuaciones en materia de vivienda protegida, la consejería que dirige Espadas llevará mañana al Consejo de Gobierno, junto con la ley del derecho a la vivienda, un paquete de medidas de "apoyo financiero" a la VPO. Quiere incidir en los dos aspectos más urgentes: dar salida a los pisos de las entidades y ayudar a que los promotores accedan a créditos.

Para lograr el primer objetivo, la Junta articulará fórmulas "que ayuden a las personas que quieran adquirir" las viviendas que poseen los bancos, pero sin dar subvenciones directas al comprador porque "se incurriría en un agravio comparativo", aclaró Pavón. Se trata -añadió- de conseguir que esas casas "sean asequibles" y para ello lo primero es que los bancos bajen los precios. El director general admitió que el precio es el "principal problema", por eso la solución que más convence a entidades y administración es sacar el stock con la figura del alquiler con opción a compra. A los bancos les viene de perlas porque se deshacen de un lastre y, además, no tienen que dar hipotecas porque los pisos se alquilan, no se compran.

Con las entidades se ha descartado la posibilidad de convertir las viviendas en protegidas, porque el ajuste de precios es muy complicado. Esta fórmula, lanzada por la Junta a los promotores a final de 2008, ha cuajado, de momento, en 3.500 pisos de renta libre que ya tienen las calificaciones provisionales de VPO.

El paquete de medidas que se anunciará mañana contempla una vía para que los empresarios consigan financiación para la VPO. La Junta -adelantó Pavón- "va a actuar como intermediario ante los banco para ampliar las garantías del promotor", pero sin llegar a presentarse como avalista. "Si el banco tiene más garantías eso hará que el grifo del crédito se abra", aseguró. Para forzar a los bancos a que presten dinero, el Ministerio de Vivienda anunció hace unos días que a partir del 1 de julio avalará -a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO)- el 50% del importe de las nuevas hipotecas para VPO que se firmen en el marco del Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación.

Nadie en la Consejería de Vivienda se atreve a aventurar una fecha para que el dinero vuelva a fluir, pero se muestran optimistas. Por ahora, la línea que seguirá el departamento de Juan Espadas es, según Pavón, la de la "prudencia". "No es el momento de derrochar en medidas espectaculares", concluyó.

  • 1