Local

La Junta encabeza el rechazo a la reforma en Bruselas

La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, se reunió el lunes con el comisario europeo del ramo, el griego Dacian Ciolos.

el 22 nov 2011 / 20:29 h.

TAGS:

La Junta destacó ayer el "papel proactivo" que está jugando Andalucía en la reforma de la Política Agraria Común (PAC), que se debate esta semana en Bruselas. La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, se reunió el lunes con el comisario europeo del ramo, el griego Dacian Ciolos, quien presentó el controvertido borrador de la nueva PAC hace casi dos meses.

"Andalucía ha sido elegida, junto a otras nueve regiones de la UE, para representar en Bruselas a los productores de las principales regiones agrícolas de Europa", dijo ayer la consejera de Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Mar Moreno. Esta comunidad autónoma es la que más subvenciones europeas recibe. Del campo andaluz viven 280.000 agricultores y ganaderos, es un sector que representa un 8% del PIB andaluz, un 32% del PIB agrario nacional y un 12% del empleo de la comunidad, así que no es extraño que sea la única región española seleccionada para formar parte del debate sobre la reforma de la PAC. Además la postura del Gobierno andaluz, respaldada por los dos partidos de la oposición (PP e IU) y por el Ejecutivo central, es abiertamente contraria a los planteamientos del modelo que presentó Ciolos el pasado 12 de octubre. "Andalucía trabaja en Bruselas con voz propia", concluyó Moreno.

Aguilera le trasladó al comisario europeo de Agricultura las propuestas de la Junta, consensuadas con el sector agrícola, sobre todo puso especial incidencia en que la UE reconsidere la posibilidad de introducir excepciones a la norma que fija límites en los criterios de competencia de productos agrícolas. Esa excepcionalidad sería primordial para el campo andaluz, por el olivar, el algodón, la remolacha, la dehesa o el regadío...

Junto a Andalucía, otras ocho regiones han sido seleccionadas para abordar la reforma de la PAC (juntas representan el 10% de la producción agraria de la UE).

El nuevo modelo de la PAC supondría menos dinero para Andalucía en términos globales. Se prevé un reparto distinto de las ayudas directas, en función del número de hectáreas (aunque no se cultiven) y no del número de cosechas registradas. El Estado tendría que reservar el 30% de las ayudas comunitarias a políticas medioambientales, y los agricultores y empresas tendría que dejar el 7% de tierra sin cultivar.

  • 1