Local

La Junta estrena el registro de demandantes de VPO en cuatro municipios

La Junta ensayará a final de mes la pieza clave de la ley de vivienda. Probará con unos cuatro municipios andaluces los registros de demandantes, que fijarán las necesidades de VPO de un territorio y la cantidad de pisos que se deberán construir. Estas bases de datos se gestionarán a través de una página web. Ahí tendrá que inscribirse el interesado para poder acceder a una casa.

el 16 sep 2009 / 04:33 h.

TAGS:

La Junta ensayará a final de mes la pieza clave de la ley de vivienda. Probará con unos cuatro municipios andaluces los registros de demandantes, que fijarán las necesidades de VPO de un territorio y la cantidad de pisos que se deberán construir. Estas bases de datos se gestionarán a través de una página web. Ahí tendrá que inscribirse el interesado para poder acceder a una casa.

A partir del 26 de diciembre, tal y como establece el Plan Estatal de Vivienda, todos los municipios tendrán que tener listos sus registros de demandantes. Esta herramienta hará una radiografía de la demanda de VPO que hay en cada pueblo o ciudad y determinará el número de pisos protegidos y las tipologías que se tendrán que levantar para satisfacer las necesidades. Cuando funcionen a pleno rendimiento, los sorteos de VPO podrán pasar a mejor vida, porque los registros darán una lista de beneficiarios ajustada a la oferta de casas.

Aún quedan seis meses por delante, pero la Junta comenzará a final de junio a probar este mecanismo con unos cuatro municipios andaluces, de distintas provincias y tamaños -sólo los que tengan más de 5.000 habitantes estarán obligados a elaborar un registro de demandantes-. El ensayo se hará en paralelo a la publicación en el Boletín Oficial de la Junta (BOJA) de la orden que fijará los criterios básicos para adjudicar las viviendas protegidas.

La experiencia piloto consistirá en crear en estos municipios la herramienta informática que gestionará la base de datos, que no es más que una nueva página web. Al portal de internet se accederá desde la página de la Consejería de Vivienda y desde la de todos los ayuntamientos, que podrán introducir algunos requisitos propios para solicitar un piso, como exigir que el interesado lleve tres años empadronado en una localidad.

La página es sencilla: tiene varias pestañas que van pidiendo una serie de datos (personales, de renta?) al interesado. Luego el ayuntamiento facilita al ciudadano un número de registro de solicitud y una clave, con la que se puede modificar cualquier información que haya cambiado como, por ejemplo, la situación laboral. Si la administración local necesita más datos los pedirá a través del correo electrónico.

El departamento que dirige Juan Espadas quiere que a finales de julio cada ayuntamiento pueda ya usar la web para ir elaborando los registros de demandantes. En una primera fase, los ciudadanos no podrán rellenar sus datos telemáticamente. En la página se descargarán los formularios y tendrán que ir a entregarlos a su consistorio, tal y como ocurre ahora. A partir de otoño se espera que todo el proceso pueda hacerse desde el ordenador, con la firma electrónica. Entonces, los ayuntamientos sumarán otra ventaja: podrán conectarse con todas las bases de datos públicas -con Hacienda para comprobar la renta, el catastro, etcétera- para verificar la información que le haya dado el ciudadano.

La Junta tiene previsto organizar encuentros con los municipios para que se vayan familiarizando con la herramienta informática. La principal preocupación de los alcaldes es de dónde va a salir el dinero para crear y mantener los registros de demandantes. "No les va a costar ni un euro. Todo corre a cargo de la administración autonómica", aseguraron fuentes de la Consejería de Vivienda. Las bases de datos serán competencia municipal, por eso cada consistorio tendrá libertad para elaborar su propio registro, aunque se deberán respetar los criterios que fije la Junta. Los municipios también contarán con ayudas públicas para actualizar con regularidad la información que aporten los ciudadanos.

  • 1