miércoles, 24 abril 2019
00:19
, última actualización

La Junta expedienta a Linesur por incumplir el convenio de la concesión

Fomento también está inspeccionando el trayecto entre Carmona y Sevilla que presta Casal.

el 20 oct 2013 / 23:30 h.

Autobús de Linesur La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha abierto un expediente a la empresa de autobuses Linesur por incumplir las condiciones estipuladas en el contrato de concesión de la línea que hace el recorrido Sevilla-Arahal-Marchena. Un servicio muy cuestionado por los ayuntamientos afectados y fundamentalmente por sus usuarios que incluso se han constituido en una plataforma para protestar por las malas condiciones de los autobuses y de las prestaciones que realiza la compañía. Ante esta situación, la semana pasada la Dirección General de Movilidad y la empresa, a petición expresa de la Junta, mantuvieron un encuentro en el que se acordó que Linesur pondría dos vehículos nuevos en la línea Sevilla-Arahal-Marchena, otros dos en la de Sevilla-Algeciras y, en breve espacio de tiempo, habilitaría otros nueve coches para el conjunto de su flota, según informaron fuentes de la consejería. Además, y debido a que con anterioridad desde la Junta de Andalucía ya se le había reclamado a Linesur un plan de reestructuración y modernización de la flota, en el encuentro de esta semana pasada la empresa de autobuses se comprometió a entregar hoy este documento, para atender a la reclamación de la administración. No obstante, desde la consejería se aclaró que, por el momento, no se le retirará la concesión a Linesur, a la espera de que cumpla con sus compromisos, aunque eso sí, según las mismas fuentes de la Junta de Andalucía, el equipo de inspectores de la Consejería de Fomento continuará velando por el buen funcionamiento del transporte público. El problema de Linesur va más allá de la línea Sevilla-Arahal-Marchena, también está muy cuestionado el servicio que presta en Écija, donde el Ayuntamiento anunció que va a pedir a esta empresa que mejore su flota, debido a las quejas que le han llegado al Consistorio por parte de los usuarios, porque, según informó este Consistorio, el servicio que presta la compañía debe ser de calidad, ya que el autobús es el único medio de transporte público del municipio. Pero no sólo la empresa Linesur está en el ojo del huracán, Casal, otra compañía que presta servicios en varias rutas de la provincia, también está siendo muy criticada por sus viajeros que han hecho traslado de sus quejas a sus ayuntamientos como es el caso de Carmona. Por ello, el servicio de Inspección de la Dirección General de Movilización está realizando actuaciones e informes respecto a las reclamaciones presentadas por un grupo de usuarios. La semana pasada también se reunió el gerente del Consorcio de Transportes de Sevilla, Armando Gutiérrez, y la delegada provincial de Fomento y Vivienda, Granada Santos, con esta concesionaria para analizar el servicio que presta actualmente en esta línea. Además, en breve está previsto otro encuentro entre la consejería y el Ayuntamiento carmonense para adoptar medidas consensuadas que redunden en beneficio de la línea entre Carmona y Sevilla. De hecho, para intentar satisfacer las demandas de los usuarios, en una reunión que mantuvo el alcalde de Carmona, Juan Ávila (PP), con el director de Casal, Luis Martín, ya se produjo un avance para mejorar la línea, al acordarse una ampliación del horario y de la frecuencia de salida de los autobuses tanto en los que van directos a Sevilla como en los que paran en El Viso del Alcor, Mairena del Alcor y Alcalá de Guadaíra.

  • 1