Local

La Junta facilita la beca salario para los parados tras dejar desiertas el 98%

Las ayudas de 400 euros para retomar los estudios ya no exigirán estar en el paro dos años ni tener hijos

el 11 ago 2012 / 20:48 h.

TAGS:

La Consejería de Educación acaba de abrir la segunda convocatoria, para el curso 2012-2013, de las llamadas Becas de Segunda Oportunidad, una subvención dirigida a los parados para que retomen los estudios y que se gestiona en formato de sueldo mensual (400 euros al mes en diez meses). Sin embargo, la Junta ha decidido flexibilizar los requisitos para obtener esta beca salario, después de comprobar que en la primera convocatoria piloto quedaron desiertas el 98% de las ayudas. La Junta puso en marcha esta iniciativa el curso pasado ofertando 3.000 becas, de las que sólo se concedieron 54, según datos aportados por Educación, una mínima parte de los 12 millones que se destinaron para estas ayudas.

El departamento que dirige Mar Moreno admite que los requisitos de la primera convocatoria "eran demasiado duros y con condiciones excluyentes", por eso se ha optado por "flexibilizarlos". En las bases que regulan la convocatoria del año que viene ya no figuran dos de los requisitos anteriores: los aspirantes no tienen por qué ser ser parados de larga duración (más de dos años de desempleo) ni necesariamente tendrán que tener hijos u otros familiares a cargo. No obstante, estos criterios seguirán puntuando a favor en el baremo para los candidatos. "Hemos pasado de requisitos demasiado rígidos a una baremación más flexible", dicen. El objetivo de la nueva convocatoria, abierta hasta el 30 de septiembre, es que se agoten las 3.000 becas ofertadas. "Se debe valorar que mientras el Gobierno limita la concesión de ayudas excluyendo a casi un millar de andaluces de la beca compensatoria, la Junta ha optado por flexibilizar sus ayudas para garantizar que se concedan las 3.000 becas", dicen desde Educación.

Los criterios básicos se mantienen: las becas salario van dirigidas a jóvenes parados de 18 a 24 años (25 para los que la renueven), cuya renta no supere los 4.792 euros al año (75% del IPREM) y que el último curso no hubieran estado matriculaos en alguna enseñanza. Deben matricularse del curso completo en la Secundaria para adultos, Bachillerato o ciclos formativos de grado medio de FP. Otra novedad es que al aspirante se le exige también participar en la convocatoria de becas y ayudas al estudio de carácter general.

Esta ayuda está pensada para luchar contra el abandondo escolar temprano, que en Andalucía afecta al 37% de la población escolar. La diferencia con la beca 6000, que también se otorga como un sueldo mensual, es que ésta pretende evitar que los jóvenes abandonen la escuela nada más terminar la ESO, y la de 400 euros busca recuperar a aquellos que ya dejaron los estudios para trabajar en la construcción.

  • 1